Nuevo León

A 10 años del asesinato en Cumbres ¿qué pasó con Diego Santoy?

Diego Santoy, asesino de Cumbres@sandra_ov

El asesinato conmocionó a la sociedad nuevoleonense; hasta la fecha el caso genera mucha polémica.

México.- El miércoles 2 de marzo se cumplió una década del asesinato en la colonia Cumbres de Monterrey, cuando los menores Peña Coss fueron asesinados a sangre fría por Diego Santoy Riveroll, quien tenía entonces 21 años.

Erick Azur de 7 años y su hermana María Fernanda de 3, fueron asesinados dentro de su casa en la calle Monte Casino número 2909, cuando Santoy Riveroll allanó la vivienda con un pasamontañas para cometer un asalto.

Al mayor de los infantes lo apuñaló, mientras a la pequeña de tres la estranguló con el cordón de una persiana, además de herir con un cuchillo en la espalda y el pecho a su exnovia Érika de 19 años, hermana mayor de las víctimas, quien también fue golpeada con un martillo en la cabeza y la mano.

Azura, la mayor de las hermanas se salvó del ataque porque escuchaba música con sus audífonos y no se percató del crimen; además Diego mantuvo a la empleada doméstica, Catalina Bautista, cautiva en un baño, antes de darse a la fuga.

El caso fue muy polémico, a tal nivel que hasta la fecha existen dudas sobre los hechos y la participación de Érika en el homicidio de sus hermanos menores.

Las audiencias fueron transmitidas en vivo en las televisoras locales, debido a la relevancia del crimen entre la sociedad nuevoleonense.

La defensa legal de Santoy fue Silvia Raquenel Villanueva, abogada presuntamente vinculada con el narcotráfico, quien había sobrevivido a 4 atentados pero fue ejecutada en un mercado local en 2009.

El defensor de la familia Peña Coss fue el ahora procurador de Justicia Estatal, Roberto Flores, quien declinó comentar sobre los hechos.

De acuerdo con Éricka, la principal testigo en el caso, Diego mató a sus hermanos luego de que ella rompiera con el chico tras 2 años de noviazgo, debido a que Santoy era muy celoso.

En la segunda versión sobre los hechos, el único responsable consignado, Diego Santoy, acusó a Érika de ser la autora intelectual del homicidio de sus hermanos.

Diego se encuentra preso en Cadereyta, mantiene una relación sentimental con quien procreó un hijo, mientras purga una condena de 138 años, aunque por el código legal de NL sólo pagara 40.

Érika está casado con Mike Otto y vive en San Miguel de Allende, Guanajuato, mientras el resto de su familia vive en el extranjero.

Con información de La Silla Rota y Vanguardia