Podrían recuperar su libertad tras 15 años en prisión por defender el agua

Tlanixco
Tlanixco@CDHZL

El Congreso local hizo un exhortó a la Fiscalía del Estado de México para revocar todos los cargos contra seis defensores.

México.- Dominga González, Lorenzo Sánchez, Marco Pérez, Pedro Sánchez, Teófilo Pérez y Rómulo Arias fueron acusados de homicidio contra un empresario español en abril de 2003, luego de intentar proteger el agua de la comunidad indígena San Pedro Tlanixco, Estado de México.

Al día de hoy suman más de 15 años en prisión preventiva. El pasado viernes, 25 de enero, la Legislatura mexiquense aprobó por unanimidad un exhorto al fiscal de Justicia de la entidad para que se desista de la acción penal en contra de los comuneros indígenas, pues el primer proceso penal se violentó y estuvo lleno de irregularidades.

Lo anterior, luego de que el 17 de enero, un magistrado del Poder Judicial resolvió reponer el proceso penal de los seis acusados, por lo cual deja sin efecto las sentencia que debían pagar de más de 50 años en prisión. La reposición se podría llevarse a cabo esta semana.

En noviembre pasado, el Alto Comisionado de la Organización de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, solicitó al Estado mexicano excarcelar a los indígenas nahuas porque “hay evidencia de que el proceso judicial instruido en su contra carece de las garantías del debido proceso, y la condena habría sido aprobada para criminalizar a personas defensoras de los derechos del agua”.

El largo camino del pueblo de Tlanixco comenzó por una disputa con floricultores de la región, estos seis indígenas fueron detenidos por defender el uso y aprovechamiento del río que nace en Tlanixco y baja a Villa de Guerrero.

Podrían quedar libres los seis indígenas de Tlanixco, luego de 15 años en prisión
Podrían quedar libres los seis indígenas de Tlanixco, luego de 15 años en prisión

El conflicto comenzó cuando a los empresarios de origen español, iniciaron planes para entubar el río con el argumento de que el agua se necesitaba pura porque sus flores no podían contaminarse por los indígenas que la usaban.

Lo anterior generó protestas en el pueblo de Tlanixco. El primero de abril de 2003,  ingresó un grupo a su territorio de 11 floricultores, encabezado por el presidente del Sistema de Agua de Riego del Río Texcaltengo de Villa Guerrero, Alejandro Isaak Basso, quien en medio de los insultos y agresiones, resbaló y cayó en una barranca, lo que le ocasionó la muerte.

En ese momento, las autoridades del Estado de México responsabilizaron a seis de los defensores más visibles y los sentenció a penas de entre 50 y 54 años de prisión, sin una sola prueba directa que los inculpara. 

0
comentarios
Ver comentarios