Afirma Arzobispo de Toluca que el "feminismo es una degradación de la mujer"

Francisco Javier Chavolla Ramos
Francisco Javier Chavolla Ramos.Especial

Francisco Javier Chavolla Ramos, aseguró que el feminismo y el machismo son los extremos que degradan la imagen de hombres y mujeres.

México.- El arzobispo de la Arquidiócesis del municipio de Toluca, Estado de México, Francisco Javier Chavolla Ramos declaró que los movimientos feministas han incurrido en acciones que consideró son extremas como el “vandalismo”, por lo cual apuntó que dicha ideología degrada a las mujeres.

Durante el sermón que ofreció a feligreses previo al inicio de la LXXXll peregrinación a la Basílica de Guadalupe, el religioso insinuó que las ideologías feministas son equivalentes al machismo, razón por la cual afirmó que ambos conceptos son degradantes para hombres y mujeres respectivamente.

“Los extremos son malos, como el machismo es una degradación del hombre y el feminismo es una degradación de la mujer”.Francisco Javier Chavolla, arzobispo de la Arquidiócesis de Toluca

De la misma forma, Chavolla Ramos expuso que respeta y alaba la dignidad de las mujeres, tanto como la de los hombres, no obstante dijo que los extremos representan un severo problema.

Por ello, el arzobispo hizo un llamado para que las mujeres que apuntó, “ejercen una autoridad como madres”, ayuden a sus propias familias para que encuentren la paz y la tranquilidad por medio de una convivencia alegre, generosa y pacífica.

“Alabo y respeto a la mujer y la dignidad de la mujer, como también el respeto y la dignidad del hombre; los extremos son un problema. Es necesario que las familias pongan en paz su corazón; la convivencia alegre, pacífica y generosa y la que nos puede ayudar es siempre la mamá. La mamá tiene una autoridad en el hogar”Francisco Javier Chavolla, arzobispo de la Arquidiócesis de Toluca

Sobre el mismo tema de la familia, advirtió que los jóvenes actualmente solo piensan en sus derechos pero no en ejercer sus obligaciones, hecho que acusó termina por perjudicar al núcleo familiar y disminuye la autoridad de los padres en el mismo.

0
comentarios
Ver comentarios