Chiapas

La directora de la Facultad de Medicina de la UNACH, renunció ante las protestas por su actuar en el caso del feminicidio de Mariana.

México. - Ante las manifestaciones que estudiantes de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH), han llevado a cabo para protestar por el actuar omiso de la directora Ana María Flores García, en el caso del feminicidio de Mariana, la funcionaria de dicha casa de estudios presentó su renuncia.

A pesar de que insistió en que ni ella ni la Facultad de Medicina recibieron denuncias por parte de Mariana, Flores García mandó un escrito al rector de la UNACH, Carlos Natarén Nandayapa en el cual le comunicó su decisión de renunciar a su puesto.

En la carta, la hoy ex directora de la Facultad de Medicina lamentó no haber contado con la información que les permitiera actuar para detener el acoso que la joven sufrió, pues dijo que en otras ocasiones, se han podido desplegar acciones para apoyar a la comunidad estudiantil.

Mariana era una “joven con un brillante futuro", destaca ex directora

En la misiva donde Flores García definió a Mariana como una “joven con un brillante futuro por delante", también resaltó que, durante el desarrollo del caso, ha dejado constancia de que su actuar en los hechos y conducta institucional, siempre se apegaron a las respectivas normatividades y al deber moral.

De momento, las autoridades locales solo han detenido a una persona relacionada en el caso, ya que el 6de febrero pasado, la Fiscalía General del Estado (FGE) de Chiapas informó que la directora de la clínica ubicada en la comunidad de Nueva Palestina, municipio de Ocosingo -donde se desempeñaba Mariana- fue asegurada.

Sin embargo, ayer lunes 8 de febrero la Secretaría de Salud de la entidad, separó de su puesto Mariana Lazos Salgado, quien fungía como subdirección de Educación y Enseñanza, debido a que fue señalada por haber ignorado las denuncias que presentó la joven.

Hasta el momento el presunto agresor responsable del feminicidio de Mariana no ha sido localizado, toda vez que ayer se realizó una diligencia en la casa que era habitada por el sujeto, sin embargo en las acciones no fue localizado.

La propia madre de la joven estudiante ha dado a conocer que desde antes del mes de noviembre su hija le contó “con inquietud y muy alterada” que era hostigada y acosada por un compañero de trabajo en la clínica de Nueva Palestina, en el municipio de Ocosingo.