CDMX

Mancera y Ortega son los responsables jurídicos del caso Línea 12

Vías de la Línea 12. Peligro.Foto: Cuartoscuro

Explicó que ambos funcionarios recibieron la Línea 12 e incluso a los siete meses de la actual administración firmaron un Acta de Recepción definitiva.

México.- Para Marcelo Ebrard los responsables jurídicos del colapso de la Línea 12 son su sucesor y el actual director del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, Miguel Ángel Mancera y Joel Ortega, respectivamente.

Al presentar el libro Línea 12, Historia de una infamia, del diputado local Cuauhtémoc Velasco Oliva, el exjefe del Gobierno aprovechó para achacar responsabilidades del cierre, hace más de un año, de 11 de las 20 estaciones de la llamada Línea Dorada.

"Diría yo lo siguiente: El gobierno que encabeza Miguel Ángel Mancera y en particular Adolfo Joel Ortega que recibieron en definitiva la línea el 8 de julio de 2013, son responsables jurídicos y operativos de lo que hoy dicen es un desastre de la línea 12, así de sencillo", señaló.

El exjefe de Gobierno capitalino explicó que ambos funcionarios recibieron la Línea 12 e incluso a los siete meses de la actual administración firmaron un Acta de Recepción definitiva.

"Hay una responsabilidad jurídica establecida por la ley cuando tu recibes en definitiva una obra, te haces responsable jurídicamente de su funcionamiento, operación y mantenimiento y eso lo han ocultado persistentemente, hoy es muy difícil exigirles eso pero en la Cámara de Diputados, quién sabe", advirtió.

"¿Cómo es posible que quien la reciba hoy diga que está mal?", cuestionó el candidato a diputado federal plurinominal por el partido Movimiento Ciudadano.

Ebrard no evadió que pueda tener responsabilidad, pero aun no le han dicho cuál es.

"Sería poco serio de mi parte decir que no tengo nada que ver, yo quiero estar en el debate, se pudo haber reparado antes, no está demostrado que decisiones se hayan tomado por corrupción", señaló.

El político adelantó que habrá retraso en la reapertura de la línea 12, ya que lo que buscan las autoridades capitalinas es alargar las críticas contra el gobierno que él encabezó.