CDMX

"Arrepiéntanse, Tepito": Predica contra la Santa Muerte; lo corren (VIDEO)

PredicadorTomada de video

La evangelización fue hace siglos, pero un hombre se armó con bocina y traductor para predicar a Jesús en uno de los barrios más peligrosos de la CDMX

Por algo se dice que México es y será siempre el país más surrealista del mundo. Un video que ya es viral en redes sociales muestra el momento en que un "hombre blanco", como lo han llamado los internautas, predica contra la Santa Muerte en Tepito, uno de los barrios más peligrosos de la ciudad.

Armado con bocina y un traductor, el sujeto "bendijo" a los tepiteños en nombre de Jesús, les advirtió que algún día morirán y cuando eso pase su alma se irá al infierno o al cielo, por lo que les pidió arrepentirse de sus pecados mientras que Doña Queta, quien fundó en 2001 el altar a la Santa Muerte ubicado en la calle Alfarería 12, lo confrontaba.

En las imágenes se aprecia que la mujer le pide con respeto que se retire, pero ante la contundente respuesta del hombre, quien dice que en el barrio necesitan a Jesús y que el pecado no se tolera, la conocida como 'Guardiana de la Santa Muerte' los corre a la vez que otros habitantes se unen para echarlos del lugar exigiéndole respeto a su religión.

"Arrepiéntete de tus pecados, Tepito. Rompemos toda maldición en el nombre de Jesús, pedimos que se quite la muerte sobre la Ciudad de México. ¡No más! ¡Bendecimos esta tierra! Santo padre te pido que rompas el poder de la Santa Muerte sobre este lugar. Te pido que termines con las maldiciones y la brujería", gritaba el hombre.

Por su parte, usuarios de redes sociales criticaron duramente a los responsables, que resultaron formar parte de la organización religiosa llamada "Torch of Christ Ministries" ("Ministerios Antorcha de Cristo"), ya que consideran, son ignorantes de lo que realmente necesita Tepito, además de que nada les da el derecho de creer que su religión es mejor que otras.

Asimismo, opinan que el tratar de imponer una creencia es discriminatorio y atenta contra los Derechos Humanos, por lo que aplaudieron la acción de los habitantes al retirarlos del lugar y defender sus propias ideas.