CDMX

Discrepancia de datos Covid-19 en CDMX pone en riesgo a los capitalinos: PAN

Andrés AtaydeEspecial

Andrés Atayde dijo que sólo al tener certeza del control de la pandemia permitirá la reapertura de actividades en la capital del país.

México.- El dirigente del Partido Acción Nacional (PAN) en la Ciudad de México (CDMX), Andrés Atayde Rubiolo, advirtió que la discrepancia de datos Covid-19 entre el gobierno capitalino y el federal pone en riesgo a la población ante los planes de reapertura económica.

Por ello señaló que la credibilidad y transparencia darán paso a tener un diagnóstico que ayude a definir las acciones de reaperura, luego de que se reconoció un desfase en el reporte de datos en el cual trabaja un comité científico.

“Si no sabemos cuál es la realidad frente a la pandemia , si no tenemos claridad en los datos y hay cifras distintas entre el gobierno federal y el de la ciudad, no veo por qué quieren apresurar el regreso a las actividades, están poniendo en riesgo la salud de las y los capitalinos”.Andrés Atayde. PAN CDMX

Atayde vio apresurado que se quiera ir a una Nueva Normalidad cuando hay discrepancias en los datos en los diferentes niveles de responsabilidad por lo que insistió en la necesidad de tener la certeza de que ya ha sido superado el punto máximo de la pandemia de coronavirus.

PAN pide "puebas y más pruebas"

El líder panista hizo énfasis en que se deben aplicar pruebas a los ciudadanos, tal como lo recomendó la Organización Mundial de la Salud (OMS), para garantizar que los casos negativos regresen a trabajar sin exponer a sus compañeros.

“Si se aplica un mayor número de pruebas, se puede identificar nuevos casos positivos, aislarlos y procurarles la atención correspondiente; y en su debido momento, y no antes todos los casos negativos podrían regresar a las actividades y reactivar la economía sin poner en riesgo la salud de otras personas”.Andrés Atayde. PAN CMDX

También recordó sus propuestas de apoyo económico que ayudarían a los comercios sin poner en riesgo a la gente, entre las que incluyó postergar y reducir impuestos de hospedaje, predial y nómina; suspender pagos de luz y agua; y utilizar excedentes del gobierno para la atención epidemiológica.