Baja California Sur

Asesinato de activista responsabilidad de Conagua y Heineken: CCDH

Óscar Eyraud Adams.Cortesía

No se trata de un crimen común sino uno orquestado, según la Comisión Ciudadana de los Derechos Humanos

El activista kumiai, Óscar Eyraud Adams, fue asesinado el pasado 24 de septiembre en Tecate, Baja California, según la Comisión Ciudadana de los Derechos Humanos (CCDH) no se trata de un crimen común sino uno orquestado.

Según la CCDH dicho asesinato podría deberse a presuntas fuerzas interesadas en el acaparamiento del agua con fines particulares, acusando a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y a la Cervecera Heineken.

Hace un mes, en una entrevista al diario Reforma, el luchador social había reclamado la falta de agua en su comunidad y advirtió la manera en que ésta impactaría a su gente.

“Todo esto (sembradíos de árboles frutales) desapareció por falta de agua, porque no tenemos suficiente agua, no tenemos un permiso para la extracción, quisiéramos que se nos considerara antes que a las grandes empresas consumidoras de agua”Óscar Eyraud Adams

En un pronunciamiento por escrito, la Comisión aseguró que la muerte de Eyraud Adams tiene la intención de acallar su labor como defensor de derechos de los pueblos originarios, y por la democratización de la gestión del agua que otorguen un acceso equitativo y sostenible.

“Esos títulos [de agua] deberían ser para la comunidad indígena antes que para las empresas y las personas que tienen el poder adquisitivo solo por tenerlas… Eso pone en peligro la cultura a esta comunidad”, comentó al medio citado.

En 2010, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) entregó un permiso a la cervecera para explotar un millón 892 mil 160 metros cúbicos de agua cada año en Tecate, Baja California, sin embargo, actualmente lleva a cabo una ampliación del 25% adicional de la capacidad productiva, que significa un mayor consumo de agua de los acuíferos del Valle de Mexicali, por lo que activistas como Eyraud Adams se han opuesto insistiendo en que afectará a las comunidades originarias, a la agricultura y a la población en general.

En el texto, la CCDH exige al gobernador Jaime Bonilla Valdéz y al Fiscal General, Guillermo Ruiz Hernández, no dejar el caso en el olvido, sino aplicar la ley y buscar a los responsables del crimen, en el marco de la ley internacional de protección a defensores de drechos humanos.

Óscar Eyraud Adams fue asesinado en su casa, en la colonia Romero de Tecate, por un comando armado. Un día después, su cuñado y también activista, Daniel Sotelo, también fue asesinado, sin que hasta el momento exista una relación comprobada entre los crímenes.