Internacional

Dan 16 y 17 años de cárcel a 2 jóvenes por violar en grupo a una menor en Barcelona

SentenciaArchivo

Los condenados participaron en la agresión sexual en grupo la cual grabaron y difundieron en las redes sociales.

México.- Sentencias de 16 y 17 años de cárcel dio la Audiencia de Barcelona, en España, a dos jóvenes por agredir sexualmente a una menor de edad en 2018.

Los detenidos participaron en la violación grupal, cometida en la localidad de Pineda de Mar, la cual grabaron con celulares y posteriormente difundieron las imágenes de la víctima en las redes sociales.

En su sentencia, la sección décima de la Audiencia atribuyó un delito continuado de agresión sexual y otro de revelación de secretos a los dos acusados.

Según lo publica EFE, asimismo, se impone la prohibición de comunicarse con la víctima durante los 10 años posteriores a su estancia en prisión y la libertad vigilada también durante una década tras cumplir su pena de cárcel.

Violación en Barcelona ocurrió en 2018

Fue el 22 de marzo de 2018 cuando tuvo lugar la violación grupal y ocurrió en una construcción abandonada a la que no se podía acceder en vehículo en Pineda de Mar, en Barcelona, España.

Una decena de jóvenes -entre ellos los dos condenados- llevaron por a fuerza a la menor, que entonces tenía 14 años, para violarla por turnos, y posteriormente publicaron algunas imágenes de la agresión en las redes sociales.

EFE destaca que la Fiscalía pidió en el juicio una condena de 81 años y medio de cárcel para uno de los acusados y de 43 años y medio para el segundo, al atribuirles varios delitos de agresión sexual, si bien la Audiencia rebaja les condena al considerar que cometieron un delito continuado, lo que atenúa la pena.

Se les impuso, además, por una violación cometida “con una violencia e intimidación particularmente degradante y vejatoria” el pago conjunto a la víctima de 32 mil 250 euros (830 millones de pesos) en concepto de indemnización por daños morales, secuelas y el mes y medio que tuvo que permanecer ingresada en el hospital tras la agresión.

De acuerdo con la Audiencia de Barcelona, la menor “se sintió absolutamente sola en una casa abandonada”, a la que solo se podía acceder por un agujero en las ventanas, lejos de la población de Pineda de Mar y “donde nadie podía oírla aunque gritara”.