Internacional

Hallan muerta en base militar a soldado Vanessa Guillén; sospechan de compañero militar que la acosaba

Vanessa Guillén.Especial.

La joven de 20 años de edad es de padres mexicanos y los restos del cuerpo fueron hallados esta semana en la base Fort Hood. 

México.- Una soldado estadounidense desaparecida desde abril fue asesinada por otro militar emplazado en la misma base militar en el estado de Texas, dijeron el jueves investigadores federales y militares, luego de peticiones para que el Ejército diera a conocer detalles de su pesquisa.

Una denuncia penal divulgada por la Fiscalía Federal para el Distrito Oeste de Texas acusa a una civil de ayudar a ocultar el cadáver de Vanessa Guillén, de 20 años de edad, cuyos padres son mexicanos.  

El documento, preparado en conjunto con el Comando de Investigaciones Penales del Ejército y el FBI, dice que la civil le ayudó al otro soldado a deshacerse de la evidencia después de que él golpeó a Guillen con un martillo en Fort Hood, en el centro de Texas, y posteriormente desmembró y se deshizo del cuerpo

Durante la búsqueda de Guillén se encontraron restos humanos cerca del río Leon en el condado Bell, a unos 32 kilómetros al este de Fort Hood. 

Su familia dijo por medio de su abogada Natalie Khawam que creen que la evidencia muestra que son los restos de ella, pero las autoridades indicaron que aún están aguardando su identificación definitiva.

“Todo esto es devastador, espantoso, un acto de barbarie", dijo Khawam. 

El Ejército indicó el miércoles que el soldado sospechoso de la desaparición de Guillén se había suicidado. En una conferencia de prensa el jueves, el Ejército informó que dicho soldado era Aaron David Robinson, de 20 años, quien presuntamente acosaba sexualmente a la víctima. 

En la denuncia penal dada a conocer el jueves más tarde se afirma que la civil arrestada con relación al caso de Guillén es Cecily Aguilar, de 22 años, de Killeen, Texas, cerca de Fort Hood. Aguilar enfrenta un cargo de asociación delictuosa para manipular evidencia. Robinson le pidió a Aguilar que le ayudara a deshacerse del cadáver de Guillén, según la denuncia. 

Posteriormente contribuyó en la mutilación y ocultamiento del cuerpo. El caso ha desatado indignación en la comunidad hispana en Estados Unidos (EU) y entre integrantes del ejército estadounidense se ha desatado un movimiento de denuncia de los acosos y abusos sexuales que se sufren dentro de dicha institución, principalmente, hacia las mujeres.