27 de octubre de 2021 | 14:10
Internacional

Rey de Suecia ve "fracaso" en plan contra el Covid-19

Suecia implementó un plan contra el Covid-19 no restrictivo que otras autoridades del país se niegan a calificar como un "fracaso"
Rey de Suecia
Compartir en

México.- Suecia calificó como una “consecuencia terrible” el plan que implementó para enfrenta la pandemia de coronavirus Covid-19, debido a que el país que experimenta una segunda oleada que sumaba 7 mil 802 muertos hasta el miércoles 16 de diciembre.

El rey de Suecia, Carlos Gustavo, reconoció en una entrevista para la televisora SVT que creía que el plan contra el Covid-19 del país había “fracasado” dado las cifras de fallecidos, recupera la agencia AFP.

El gobierno de dicho país europeo apostó en un inicio por una estrategia más libre en cuanto al control de la pandemia, bajo la premisa de la llamada "inmunidad de rebaño". Su postura incluso generó debate internacional, aunque posteriormente se adoptaron medidas más restrictivas.

El director sanitario de la región, Björn Eriksson, coincidió con la apreciación de Falk al señalar que el nivel de contagios no ha disminuido y la “presión extrema” sobre el sistema sanitario se mantiene, por lo cual reconoció que “las consecuencias son terribles”, mientras el nivel de hospitalizaciones se equipara al de abril.

De acuerdo con Lars Falk, responsable del área de cuidados intensivos en el hospital Karolinska de Estocolmo, las autoridades sanitarias en Suecia previeron tres escenarios y tomaron como referencia el peor posible, sin embargo, la realidad resultó “el doble de mala” dado que la tasa de mortalidad es hasta 10 veces superior a la de sus países vecinos.

Otras autoridades de Suecia no aceptan el "fracaso" contra el Covid-19

La estrategia de Suecia se basa en la no imposición de medidas coercitivas a sus ciudadanos y la decisión de brindar “recomendaciones” que en algunos casos se volvieron más estrictas, aunque sin sanciones por su incumplimiento. Aunque la percepción generalizada es que el país nórdico abogaba por una presunta inmunidad colectiva, esta visión ha sido desmentida.

A pesar de todo ello, el Primer Ministro de Suecia, Stefan Löfven, se niega a calificar como “fracaso” el plan frente a la pandemia, aseverando que los expertos sanitarios sólo reconocen “focos localizados” y no una ola de contagios. Además, el político al igual que otros miembros de la Unión Europea le apuesta a la vacunación como alternativa.