Condena China reunión de Dalai Lama con David Cameron

"Se trata de una grave injerencia en los asuntos internos de China y de una afrenta para el pueblo chino. Y socava las relaciones entre China y Reino Unido", dijo el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores,

Pekín, 15 Mayo.- China condenó hoy la reunión "privada" celebrada ayer en Londres entre el primer ministro británico, David Cameron, y el Dalai Lama, calificando el encuentro de "afrenta" para el gigante asiático.

"Se trata de una grave injerencia en los asuntos internos de China y de una afrenta para el pueblo chino. Y socava las relaciones entre China y Reino Unido", dijo el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, Hong Lei, durante una conferencia de prensa.

El líder espiritual budista, retirado de la vida política, se reunió ayer en Londres con Cameron y su viceprimer ministro, Nick Clegg, después de recibir el premio Templeton dotado con más de un millón de dólares- por su lucha en favor del diálogo interreligioso.

Consciente de que las reuniones entre el Dalai Lama y los líderes occidentales provocan el rechazo y, en ocasiones, las represalias de Pekín, Londres había dejado claro que se trató de un encuentro "privado".

Durante la visita precedente del líder espiritual budista a Gran Bretaña, el entonces primer ministro, Gordon Brown, había decidió no reunirse con el Dalai Lama para no dañar las relaciones con Pekín.

La decisión fue entonces muy criticada por sectores de la sociedad británica, que acusaron al ?premier? laborista de plegarse a las demandas de China.

El Dalai Lama Premio Nobel de la Paz en 1989- se exilió a la India en 1959 y fue nombrado jefe de gobierno en el exilio en Dharamsala, una ciudad situada en el estado septentrional de Himachal Pradesh, hasta que el año pasado cedió su poder político.

La cuestión del Tíbet enfrenta regularmente a Occidente y a China, que lo considera un asunto exclusivamente de política interna y rechaza la "injerencia exterior".

China, que asegura haber liberado pacíficamente el Tibet en la invasión de 1951, estrechó el cerco contra los opositores tibetanos desde los incidentes de marzo de 2008, en los que según cifras oficiales 18 civiles y un policía murieron, aunque los exiliados tibetanos cifran las víctimas en 203 tibetanos, en su mayoría víctimas de la represión china.

0
comentarios
Ver comentarios