20 de octubre de 2021 | 10:57
Internacional

Reino Unido cancela festejos por nueva cepa de coronavirus

El primer ministro del Reino Unido aclara que no hay indicios de que la nueva cepa sea más mortífera o más severa
Boris Johnson
Compartir en

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, anunció la cancelación de todas las festividades de Navidad y de Año nuevo por el incremento de la nueva cepa de coronavirus, con el fin de intentar controlar un aumento exponencial de contagios atribuidos a la nueva variante.

“Parece que esta propagación está alimentada por una nueva variante del virus, que parece transmitirse significativamente más fácil”

Boris Johnson. Primer Ministro de Reino Unido

Sin embargo, Boris Johnson sostuvo que no hay indicios de que esta nueva cepa sea más mortífera o más severa, incluso, que reduzca la eficacia de las vacunas actuales.

Johnson previó que el gobierno implementará un nuevo nivel de restricciones para los habitantes de la capital y del sureste de Inglaterra, que ya se encontraban bajo el nivel más alto establecido previamente.

Además, señaló que este cuarto nivel será el más restrictivo, pues la población tendrá que quedarse en casa y los comercios “no esenciales” no tendrán permitido abrir.

Los bares, restaurantes y museos de esas dos áreas permanecen cerrados desde el fin de semana pasado.

En las zonas declaradas de alerta máxima, por la alta movilidad y cantidad de personas, no podrán llevarse a cabo reuniones entre miembros de distintos hogares, y en el resto de zonas se tendrán que realizar en un único día.

Cancelación de vuelos desde y hacia Reino Unido

De acuerdo con Boris Johnson, para las zonas de máxima alerta estarán prohibidos los desplazamientos tanto en el interior del territorio, así como para salir al extranjero. 

Hasta ahora más de 30 países han tomado la decisión de cancelar los vuelos desde y hacia el Reino Unido por esta nueva cepa de coronavirus que se estima sea 70 por ciento más contagiosa.

Entre los países que anunciaron el cierre de fronteras con Reino Unido para evitar la inclusión de esta nueva cepa en su territorio se encuentran: Países Bajos, Francia, Alemania, Bélgica, Italia, Irlanda, Austria, Portugal, República Checa y Bulgaria.