Internacional

Reino Unido compra por adelantado 90 millones de vacunas Covid-19

Desarrollo de vacunaJoel Saget / AFP

Londres llegó a un acuerdo con las empresas Pfizer y BioNTech

El Reino Unido llegó a un acuerdo con Pfizer y BioNTech para adquirir 90 millones de dosis de la vacuna contra el Covid-19 que desarrollan ambas farmacéuticas en un esfuerzo conjunto, en caso de que el fármaco sea exitoso y salga al mercado.

De acuerdo con la agencia de noticias AP, el gobierno de Gran Bretaña dio a conocer que también aseguró el acceso a la vacuna candidata desarrollada por la biofarmacéutica francesa Valneva, que en el pasado ha desarrollado vacunas para el cólera y la encefalitis japonesa.

“Este nuevo acuerdo con esas empresas farmacéuticas de primer plano permitirá al Reino Unido tener las mejores posibilidades para obtener una vacuna que proteja a los más expuestos”, señaló el secretario de Estado para Negocios, Energía y Estrategia Industrial, Alok Sharma.

Con esto, el país europeo ya tiene acceso acceso garantizado a tres posibles vacunas, toda vez que ya había llegado a un acuerdo con AstraZeneca para adquirir 100 millones de dosis de la vacuna que desarrolla junto con la prestigiada Universidad de Oxford.

Cabe señalar que la universidad dio a conocer este mismo lunes que los primeros ensayos clínicos en seres humanos apuntan a que este fármaco ayuda a la creación de anticuerpos y linfocitos T, sin que hasta este momento los voluntarios en el experimento hayan presentado efectos secundarios de consideración más allá de fiebre o cansancio. “Millones de personas podrían vacunarse contra el coronavirus”, señaló el funcionario británico.

Si bien es temprano para saber si habrá alguna vacuna efectiva contra el nuevo coronavirus, Reino Unido y otros países desarrollados ya han iniciado a negociar con las farmacéuticas para tener acceso prioritario al producto una vez que esté disponible.

Esta situación ha causado cierta molestia entre activistas y analistas políticos, quienes advierten que los países menos privilegiados podrían quedarse fuera de la carrera por la vacuna o bien tardar años en adquirirla, lo que causaría miles de muertes prevenibles.