Internacional

Acusó en falso un afrodescendiente en Central Park; será juzgada

Amy CooperChristian Cooper / AP

La mujer mintió a la policía y aseguró que un afrodescendiente amenazaba su vida

Una Fiscalía de Distrito con sede en Manhattan, Nueva York (noreste de Estados Unidos), dio a conocer que presentará cargos criminales en contra de Amy Cooper, la ciudadana envuelta en un escándalo racista por acusar falsamente a un afrodescendiente de amenazarla.

El fiscal Cyrus Vance confirmó a través de un despacho oficial que acusarán a la mujer de reporte falso de incidente en tercer grado por hacer una llamada al 911 denunciando que el joven Christian Cooper (sin parentezco) estaba “amenazando su vida y la de su perro” en Central Park.

El incidente desató una polémica nacional sobre esta práctica común en la unión americana, en la que personas blancas reportan supuestos delitos de afrodescendientes sin contar con pruebas suficientes o mintiendo deliberadamente, sabiendo de que las corporaciones policiacas suelen ponerse de su lado.

En el texto del comunicado, el fiscal de Manhattan señala que la audiencia preliminar contra Amy Cooper se llevará a cabo el próximo 14 de octubre, y pidió a la ciudadanía reportar si han sido objeto de acusaciones similares:

“En este momento, quisiera alentar a cualquier persona que haya sido víctima de reporte falsos para que contacte nuestra oficina. Estamos profundamente comprometidos a que quienes incurren en esta conducta se responsabilicen de sus actos”.Cyrus Vance

Amy Cooper pierde su empleo y enfrenta juicio por llamada al 911

Los hechos por los que Amy Cooper enfrentará cargos judiciales sucedieron el 25 de mayo pasado en una zona de Central Park conocida como The Ramble, propicia para la observación de aves y en donde los perros deben usar correa, según el reglamento del lugar.

Christian Cooper, quien precisamente estaba observando aves, le advirtió a Amy que su perro debía estar amarrado, lo que generó una discusión verbal.

En cuando Christian comenzó a grabar los hechos, la mujer le espetó: ‘llamaré a la policía y diré que hay un afroestadounidense amenazando mi vida”. Instantes después, cumplió con la amenaza.

Luego de que el video de los hechos se volviera viral, la compañía de inversiones Franklin Templeton anunció que había rescindido el contrato de su empleada, señalando que en la firma no se tolerará ningún tipo de racismo.

Si bien la mujer emitió una disculpa oficial por lo sucedido, no recuperó su trabajo y ahora deberá enfrentar un juicio.