Internacional

Almacenamiento de material explosivo que venía de una barco ruso pudo causar explosiones en Beirut

Puerto de BeirutAFP

Primeros indicios señalan que hubo negligencia en el resguardo de material peligroso

México.- Una de las primeras hipótesis sobre la causa de las explosiones en el puerto de Beirut, capital del Líbano, fue el resguardo negligente de material altamente explosivo que fue asegurado de un barco ruso en 2014.

Una fuente cercana a las investigaciones contó a las agencia de noticias Reuters que el resguardo y muchos años de inactividad de material explosivo fue el causante de la explosión que dejó más de 100 personas muertas y 4 mil heridas.

Este material eran 2 mil 750 toneladas de nitrato de amonio que estuvo guardado durante seis meses sin ninguna de seguridad y que es utilizado en fertilizantes y bombas. Este químico llegó al Líbano a bordo del Rhosus, un barco que venía de Rusia y detuvo su viaje hacia Mozambique, África, para pedir ayuda.

Según el medio Infobae, este barco traía como tripulación un capitán y otros tres empleados ucranianos y era propiedad Igor Grechushkin, un empresario que se declaró en bancarrota, por lo que la embarcación se quedó abandonada.

Fue hasta 2015 cuando la empresa libanesa Baroudi & Associates adquirió el barco, que seguía conteniendo el material peligroso explosivo. Después fue depositado en un almacén.

Dos documentos de la aduana Libanesa a los que Reuters tuvo acceso señalan que había pedido al poder judicial en 2016 y 2017 que la "agencia marítima interesada" trasladara o aprobara la venta del nitrato de amonio, extraído del buque Rhosus, para garantizar la seguridad del puerto.

La fuente que consultó la agencia señaló como una “negligencia" el tema de la seguridad en el almacenamiento, que había sido expuesto ante varios comités y jueces sin que hicieron algo al respecto.

Las explosiones del 4 de agosto en Beirut provocaron la muerte de más de 100 personas y más de 4 mil heridas, además cientos de miles se quedaron sin casa, mientras los socorristas continuaban buscando este miércoles más víctimas en medio de las ruinas.