Internacional

Niño de 9 años muere por Covid-19 en Texas

Semanas antes, el niño había celebrado su cumpleaños número 9 con pastel y tacos; un día despertó sin poder respirar y le diagnosticaron Covid-19. 
Compartir en
Por Berenice SantosJanuary 31, 2021 at 7:39 pm CST

JJ Boatman, un niño de nueve años de edad, murió por complicaciones del coronavirus Covid-19 en el Cook Children’s Medical Center en Forth Worth, una ciudad ubicada en Texas, Estados Unidos, el pasado 26 de enero.

Hace unas semanas, el niño celebró su cumpleaños número nueve con tacos y pastel, su tío Gabriel Ayala dijo que nunca pensaron que sería su ultimo cumpleaños y que el Covid-19 le arrebataría la vida, de acuerdo con CBSDFW.

Niño alertó a su mamá de que no podía respirar

El 24 de enero,  el niño se encontraba corriendo y jugando, sin embargo, al otro día comenzó a llorar y le dijo a su mamá que no podía respirar; tenía la cara y los labios azules, narró su tío Gabriel Ayala.

Ante la situación, el niño fue trasladado en un helicóptero médico desde Vernon, una ciudad ubicada en Texas, al Cook Children’s Medicar Center en Fort Worth, donde dio positivo a Covid-19. 

“Simplemente estaba corriendo y jugando ese mismo día, y por la noche le gritaba y le lloraba a su mamá que no podía respirar (…) Su mamá se acercó, y su cara ya estaba azul y sus labios estaban azules"

Gabriel Ayala

El niño murió al siguiente día de llegar al hospital

Cuando el niño llegó al hospital, los médicos informaron que tenía los pulmones llenos de líquido y al siguiente día murió por complicaciones de Covid-19.

El tío del niño, Gabriel Ayala, aseguró que el caso de su sobrino muestra que cualquier persona puede contraer Covid-19 y espera que las personas no bajen la guardia y sigan tomando medidas de precaución. 

"Ella (su madre) no sabía que iba a volver a casa con las manos vacías sin su hijo (…) Ese era su bebé. Ese era su único hijo"

Gabriel Ayala

El niño tenía asma y era autista

De acuerdo con una entrevista realizada a su papá por CBC 11, el niño tenía asma y autismo, pero era una persona muy activa y saludable. Un día antes de que muriera, su papá pensó que tenía curp, una enfermedad común en la niñez que provoca inflamación en las vías respiratorias, porque ya había tenido antes el padecimiento.

Tras la muerte, la familia creó una cuenta de GoFundme para recaudar fondos para el funeral.

“Ya no sabes cómo vivir la vida porque todo ha cambiado literalmente. Todo ha cambiado literalmente cuando su bebé nunca regresará"

Padre del niño

Con información de CBSDFW