Internacional

Intentan impedir aborto a niña de 10 años violada por su tío

Manifestantes en RecifeTomada de video

Grupos conservadores buscaron evitar el procedimiento quirúrgico pese a que un juez lo había aprobado

Grupos conservadores realizaron una protesta e intentaron impedir que una niña de 10 años se sometiera a un aborto en la ciudad de Recife,en el noreste de Brasil, pese a que un tribunal había dado el visto bueno para el procedimiento quirúrgico y a que quedó embarazada luego de que su propio tío la violara.

De acuerdo con la agencia de noticias Efe, el caso tomó resonancia a nivel nacional en los últimos días, cuando la niña acudió al médico con fuertes dolores abdominales y se comprobó el embarazo; ante la situación, reveló a los médicos que su tío la violaba continuamente desde que tenía 6 años de edad.

El sujeto, de 33 años de edad, se dio a la fuga y en este momento se desconoce su paradero, pero es buscado por las autoridades.

Tras conocer del caso, el juez Antonio Moreira Fernandes determinó “que se realice el inmediato análisis médico con relación al procedimiento de mejor viabilidad para la preservación de la vida de la niña“, ya fuera por “el aborto o interrupción de la gestación por medio de parto inmediato”.

Además, estimó que “la voluntad de la niña es soberana, aunque se trate de incapaz”. En su sentencia, el juez incluyó el testimonio de la menor, quien entre lágrimas expresó a una trabajadora social que no deseaba continuar con el embarazo.

Así, este domingo por la noche se llevó a cabo la operación en un centro médico de la ciudad, lugar al que acudieron grupos de conservadores a mostrar su desacuerdo con el fallo del juez, incluyendo a legisladores del partido político que llevó al poder al ultraderechista Jair Bolsonaro.

Al mismo tiempo, grupos a favor de los derechos reproductivos también se presentaron a las afueras del hospital y formaron una cadena humana para impedir los ataques al personal médico.

Brasil tiene una de las legislaciones más severas en la materia y sólo está permitido abortar en caso de violación, cuando la vida de la gestante está en peligro o bien si se comprueba que el producto presenta anencefalia.

El caso de la niña violada constantemente por su propio tío abrió el debate sobre la despenalización del procedimiento y el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo.

O grupo católico pró-vida age de forma violenta na frente de hospital, em Recife, onde criança de dez anos, vítima de estupro, está internada para realizar um aborto pic.twitter.com/j2k6uBDr8p

— BCPolítica (@BCPolitica) August 16, 2020