Internacional

Nanaia Mahuta fue designada por la primera ministra Jacinda Arden, como encargada de las relaciones exteriores de Nueva Zelanda.

México. - La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Arden, presentó el 3 de noviembre pasado a los integrantes de su nuevo gabinete, el cual en sus propias palabras es “increíblemente diverso”, pues entre sus filas está una mujer indígena.

Se trata de Nanaia Mahuta, mujer maori que fiel a sus tradiciones cuenta con un tatuaje en el rostro y que en adelante, se encargará las relaciones exteriores del país.

La primera ministra laborista, que consiguió mayoría absoluta en las elecciones del pasado 17 de octubre, logró conformar un gobierno sin la presencia de militantes del partido populista Nueva Zelanda Primero (NZF), quienes fueron socios molestos durante su primer mandato.

Al asumir el cargo, Nanaia Mahuta, que ha estado activamente involucrada en la política de su país al desempeñarse antes como Ministra para el Desarrollo Maori, dijo sentirse emocionada por la nueva oportunidad, además que está orgullosa de pertenecer a un equipo que no solamente tiene una gran preparación sino que también es uno de los parlamentos más diversos del mundo.

Lo anterior debido a que entre sus 120 miembros, más de la mitad de los representantes son mujeres, en tanto que cerca del 10 por ciento son abiertamente homosexuales o transgénero, lo cual dijo, es un reflejo de la nueva cara de la nación.

“Ellos traen mucha experiencia desde abajo y desde la política. Pero también representan renovación y reflejan la Nueva Zelanda en la que vivimos hoy”Nanaia Mahuta

Así lo indicó la canciller al hacer mención de los grandes cambios que se han vivido en los últimos años en su país, como lo fue la elección de una mujer como la mayor representante, Jacinda Ardern, quien incluso se convirtió en mujer más joven en ocupar este cargo a sus 37 años de edad.

El nombramiento de Mahuta, ha sido reconocido a nivel mundial, pues se aplauden las acciones que fomentan la inclusión e igualdad de oportunidades para las personas sin importar etnia o género.