En medio de polémicas, políticos argentinos multiplican sus fortunas

El caso más emblemático es el de la presidenta Cristina Fernández, quien junto con su esposo y antecesor, el ahora fallecido Néstor Kirchner, incrementó su patrimonio en más de 700 por ciento en sólo

Buenos Aires.- Los principales políticos argentinos multiplicaron su fortuna en los últimos años, en medio de polémicas por la manera en la que se enriquecieron o las contradicciones en sus discursos.

Entre 2003 y 2009, justo durante el primer gobierno de Kirchner y los dos primeros años de gobierno de su esposa, la riqueza de la pareja creció de 1.7 a 14 millones de dólares.

Los Kirchner comenzaron a amasar gran parte de su patrimonio a principios de 1980, cuando aún gobernaba la dictadura militar en Argentina, gracias a que compraron decenas de propiedades en la patagónica provincia de Santa Cruz.

Sin embargo, ya en el gobierno se consolidaron como millonarios, tanto que en su última declaración patrimonial correspondiente a 2012, Fernández se consolidó como la gobernante más rica de América Latina, sólo después del chileno Sebastián Piñera.

Según su declaración jurada, la fortuna personal de la presidenta asciende a 8.4 millones de dólares y 28 propiedades, en tanto que la herencia que dejó Kirchner, fallecido en octubre de 2010, fue repartida entre sus dos hijos.

Aún más rico que Fernández es el derechista jefe de gobierno de Buenos Aires, Mauricio Macri, quien tan sólo entre 2011 y 2012 reportó un incremento patrimonial de 85 por ciento, al alcanzar la cifra de 14.3 millones de dólares.

Hace tan sólo dos años, el alcalde había declarado una riqueza de poco más de siete millones de dólares, por lo que el aumento es abrupto porque no se compagina con el salario de mil 115 dólares que recibe mensualmente por su cargo y que, además, dona.

La mayoría de los miembros del gabinete nacional incrementó en un año su riqueza personal entre 5.0 y 164 por ciento, siendo el caso más extremo el del secretario de Inteligencia del Estado (SIDE), Héctor Icazuriaga, cuya fortuna pasó de 141 mil a 355 mil dólares.

Le sigue la ministra de Desarrollo Social y cuñada de la presidenta, Alicia Kirchner, cuyo patrimonio creció 59 por ciento gracias a un aumento de su salario y de sus cuentas de ahorros.

También destaca la declaración de la ministra de Seguridad, Nilda Garré, quien reportó una riqueza 35 por ciento superior a la del año pasado, al alcanzar la suma total de 313 mil dólares gracias al alquiler de inmuebles y a aumentos salariales.

Con incrementos menores que van de 5.0 a 19 por ciento figuran los ministros de Salud, Juan Manzur; de Planificación Federal, Julio de Vido, y de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray.

0
comentarios
Ver comentarios