Internacional

Mujer utiliza un ticket para pedir ayuda por violencia doméstica

Gracias a las restricciones por el Covid-19, la mujer pudo entrar a un banco sola y aprovechó para pedir ayuda a un trabajador
Mujer pide ayuda por medio de un ticket
Compartir en
marzo 10, 2021 a las 22:11 CST

En Brasil, una mujer de 27 años de edad utilizó un ticket para pedir ayuda por violencia doméstica cuando acudía a una sucursal bancaria. Debido a las restricciones por Covid-19, la joven aprovechó que pudo entrar sola para solicitar ayuda a un empleado del banco. Este suceso ocurrió el pasado 1 de marzo.

En un ticket, la víctima escribió la frase “usted puede ayudarme”, acompañada de una “X”, las palabras “violencia doméstica” y “está ahí fuera”, para advertir que su agresor la estaba esperando. La “X” representa un llamado de ayuda y es parte de una campaña para ayudar a víctimas de violencia lanzada en junio de 2020 en Brasil.

Trabajadores del banco acudieron a las autoridades para ayudar a la mujer

Luego de leer el ticket, el empleado del banco le proporcionó a la mujer un papel en blanco para que escribiera la dirección de su casa y agregara detalles sobre cómo encontrar el lugar y el color del portón.

Además, al final de su nota, la mujer pidió a la policía que insistiera en tocar la puerta en caso de que no recibieran en la casa. Después del llamado de auxilio, el empleado del banco, junto con otros compañeros de trabajo, acudieron a la policía para informar lo sucedido y entregar el papel en el que estaba la dirección. 

Desafortunadamente, el proceso no fue sencillo, ya que al principio las autoridades de Sobradinho no registraron los hechos y argumentaron que el caso de violencia doméstica era jurisdicción de la región de Planaltina.

Debido a esto, intentaron llamar a la Comisaría del Servicio de la Mujer, pero tampoco recibieron una respuesta positiva. El empleado comentó que existe mucha burocracia y falta de empatía por parte de las autoridades.

El Grupo de PROVID fueron los que localizaron a la mujer

Posteriormente, el trabajador del banco acudió con una de sus compañeras, llamada Juliana Gomes da Silva, quien pudo hablar con una de sus amigas que pertenece a la policía militar del batallón Planaltina, a quien le envió las fotos de los papeles donde la víctima de violencia doméstica pidió ayuda.

Luego de lograr levantar la denuncia, el Grupo de Prevención Orientada a la Violencia Doméstica y Familiar (PROVID) fueron los que dieron seguimiento a la situación de la mujer agredida.

Al llegar al domicilio, tras llamar a la puerta dos veces, los elementos policiacos encontraron a la mujer, junto a sus dos hijos, privada de su libertad.

Luego de ser rescatada, la mujer fue trasladada a un albergue

Sérgio Borges, uno de los elementos que atendieron el llamado, contó que la mujer estaba recibiendo insultos por parte de su esposo. 

“Me di cuenta de que tenía miedo. No es desde hoy que es víctima de violencia doméstica”

Sérgio Borges

Al ser rescatada, la mujer fue trasladada a un albergue, donde fue puesta en resguardo; sin embargo, su agresor no ha podido ser localizado.