Internacional

Oksana tuvo una cesárea de emergencia por complicaciones derivadas del coronavirus Covid-19

Una mujer logró conocer a su bebé recién nacida 51 días después de su nacimiento en Rusia. Después de una cesárea de emergencia derivada de complicaciones pulmonares por Covid-19, y casi dos meses de estar intubada, Oksana Shelomentseva se reunió con su hija para poder llevarla a casa.

Los médicos temían por la vida de la mamá del bebé

Cuando Oksana apenas tenía 8 meses de embarazo, se contagió de Covid-19, enfermedad que le provocó altas fiebres durante 3 días e inflamación en los pulmones. Cuando acudió al hospital de la ciudad Irtkutsk, en Siberia, los médicos le informaran que la bebé ya no recibía suficiente oxígeno, por lo que era urgente sacarla del vientre.

A pesar de que la cesárea fue un éxito, y el nacimiento de la bebé Liza no tuvo problemas, la salud de la madre preocupaba a los médicos. 

“Fue un caso muy grave. Cuando consultamos a médicos de toda la ciudad, todos dijeron 'probablemente no podrás hacer nada porque con esos indicadores, la gente no sobrevive.'"Galina Shkandriy. Jefa del Depto. de Cuidados Intensivos

El daño pulmonar de Oksana por el Covid-19 era tan severo, que los médicos tuvieron que conectarla a un ventilador por 51 días para ayudarla a respirar.

"Oksana pasó 51 días en cuidados intensivos en una condición sumamente grave. Pudimos salvarla del daño pulmonar más severo y la falla orgánica múltiple." Galina Shkandriy

En contra de todos los pronósticos médicos, Oksana Shelomentseva terminó su recuperación en el hospital el pasado 11 de enero de 2021, por lo que pudo volver con su esposo e hijos a casa.