Internacional

Califica ONU como "preocupante" la situación de inseguridad en Guatemala

ONUEFE

"Todo acto de violencia que queda impune es una invitación abierta a nuevos actos de violencia, y debilita la democracia y el Estado de Derecho".

ONU.- El organismo internacional que tiene por objeto procurar la paz y la estabilidad internacional, se ha pronunciado hoy nuevamente sobre la situación de inseguridad que vive Guatemala, especialmente para colectivos y manifestantes que reivindican los derechos humanos y la lucha social en este país. 

La ONU aseguró este viernes que la defensa de los derechos humanos en Guatemala "es motivo de preocupación" tras el asesinato esta semana del locutor Mario Salazar y el ambientalista Walter Manfredo Méndez.

Este último, uno de los activos defensores de la Selva de la Biosfera Maya (RBM), quien fue encontrado muerto en un terreno de su propiedad en el departamento de Petén.

Califica ONU como "preocupante" la situación de inseguridad en Guatemala

De hecho, Méndez había sido amenazado de muerte en varias ocasiones por oponerse, a través del Frente Petenero contra las Represas, a los proyectos hidroeléctricos en el río Usumacinta.

Asimismo, la ONU, a través de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (OACNUDH), denunció también el ataque armado que causó la muerte al locutor de radio del departamento de Jutiapa (sur) Mario Salazar.

"Todo acto de violencia que queda impune es una invitación abierta a nuevos actos de violencia, y debilita la democracia y el Estado de Derecho. Confiamos en que las investigaciones que realiza el Ministerio Público puedan esclarecer prontamente estos hechos", señala la ONU en un comunicado.

Asimismo, el organismo internacional insistió en "la absoluta necesidad de desarrollar una política pública integral de protección a defensoras de derechos humanos, incluyendo periodistas, a fin de que puedan realizar su labor en un entorno donde su seguridad e integridad estén garantizadas".

Antecedentes

En 2015, según los datos de la Unidad de Protección a Defensoras y Defensores de Derechos Humanos de Guatemala (Udefegua), fueron asesinados 12 defensores, al tiempo que se registraron 15 agresiones a periodistas a tenor de las cifras recogidas por la Unidad Fiscal de Delitos contra Periodistas.

El asesinato de Méndez se produce pocas semanas después del asesinato de la ambientalista hondureña Berta Cáceres, cuya muerte fue interpretada por los colectivos sociales de Guatemala como una "amenaza" para todos los defensores de los derechos humanos y el medioambiente en la región. 

Con información de EFE