Internacional

Hackers han intentado robar secretos sobre vacunas del coronavirus: The Guardian

Desarrollo de la vacunaLouis Reed - Unsplash

La propiedad intelectual de la vacuna es el máximo activo que tiene un país productor de la vacuna hoy en día.

El periódico británico The Guardian reportó que hackers han intentado robar información sobre el desarrollo de vacunas que pueda parar la pandemia provocada por el Covid-19, entrando a las bases de datos de seguridad nacional de los países que tienen empresas que se han dedicado a este tipo de investigación.

El reportaje comienza con "hackers promovidos por los estados de China, Rusia, Irán y Corea del Norte han concertado ataques para intentar robar los secretos acerca de una vacuna contra el coronavirus en lo que expertos han llamado una guerra de propiedad industrial". Pocos países han invertido o tienen empresas farmacéuticas con los recursos para poder poner una vacuna en marcha y estos han cuidado el desarrollo clave como si fuera el secreto de estado más importante del último año. Se estima que el negocio de la vacuna este en más de los 10 mil millones de dólares al año. 

El centro de Ciberseguridad Nacional de Inglaterra se cree ha estado combatiendo estos ataques. En el Reino Unido está la Universidad de Oxford que en conjunto con AztraZeneca están en la vanguardia por desarrollar una vacuna con el 90% de efectividad. Esta vacuna solo estará disponible para el Reino Unido en pocas cantidades el siguiente año. 

"Se estima que el negocio de una vacuna capaz de terminar con la pandemia esté en los 10 mil millones de dólares anualesFinancial Times

Las vacunas más prometedoras de hoy están en los siguientes países: 

  • Moderna - Estados Unidos
  • Pfizer/BioNtech - Estados Unidos y Alemania
  • Universidad de Oxford/AztraZeneca - Reino Unido
  • Novavax - Estados Unidos
  • Janssen Pharmaceuticals - Estados Unidos
  • Valneva - Francia
  • Sinovac - China
  • Sanofi/GSK - Francia

De estas vacunas las más avanzadas son las de Moderna que es una vacuna mRNA con el 95% de efectividad; Pfizer con el 90% de efectividad; y Sinovac, la china, que ya se probó en un millón de personas de aquél país. 

Expertos señalan que el robo de información comenzó con querer robar información acerca de la vacuna en sí, pero que en las últimas semanas esta tendencia ha cambiado: Ahora la información útil es la de los ensayos clínicos y sus resultados, ya que es vital conocer cuál vacuna será la primera que saldrá al mercado.

Las empresas farmacéuticas, acostumbradas a proteger su información, gastan gran parte de su presupuesto en defensa a ataques que busquen robar información. Pero no es el caso para instituciones académicas como universidades, las cuales se han visto muy involucradas con los países y las empresas para poder ayudar al desarrollo de una vacuna.