La guerra entre Rusia y Ucrania llega a su día 716 desde su comienzo el pasado 24 de febrero de 2022, cuando el presidente ruso Vladimir Putin ordenó una “operación militar especial” para liberar a la población prorrusa de la región ucraniana de Donbás.

Hoy viernes 9 de febrero 2024, Volodímir Zelenski cesa a su jefe de fuerzas armadas, Valeri Zaluzhni en medio del conflicto ruso, aunque afirmó que no tenía nada que ver su decisión con un asunto político o personal.

Pese a este cambio, Rusia y Ucrania se lanzaron un total de 35 drones mutuamente este viernes de madrugada, informaron los ejércitos de ambos países, que intentan alcanzar objetivos al otro lado de la línea del frente.

El Ministerio ruso de Defensa indicó que habían derribado 19 drones ucranianos en cuatro regiones diferentes y en el mar Negro, y Ucrania afirmó haber derribado 10 de los 16 drones lanzados por Moscú.

“Los sistemas de defensa aérea interceptaron y destruyeron drones en las regiones de Kursk (2), Briansk (5), Orel (4), Krasnodar (2) y sobre el mar Negro (6)”, señaló el ministerio.

En la región de Orel (a unos 300 km al suroeste de Moscú), fueron atacadas infraestructuras energéticas, indicó en Telegram el gobernador regional, Andréi Klichkov, quien precisó que no se notificaron víctimas.

En la región de Krasnodar, en el sur, se produjo un incendio en la refinería de petróleo en Ilski, según un comunicado de los servicios de rescate locales que sin embargo no lo vincularon con el ataque con drones.

La fuerza aérea ucraniana, por su parte, aseguró que Rusia lanzó 16 drones Shahed, de fabricación iraní, desde bases de la península de Crimea, anexionada por Moscú, y desde la región de Kursk, en el oeste.

“Diez Shaheds fueron destruidos en las regiones de Mykolaiv, Jersón y Járkov”, informó la fuente en un comunicado. Mykolaiv y Jersón se encuentran en el sur del país y Járkov, en el noroeste.

En entrevista de Vladimir Putin a Tucker Carlson, el jefe del Kremlin vuelve a mostrar su voluntad negociadora en Ucrania

El presidente ruso, Vladimir Putin, ofreció el jueves su primera entrevista a un periodista occidental tras casi dos años de guerra en Ucrania, en la que se mostró dispuesto a negociar el final del conflicto, pero se negó a entrar en el debate político interno estadounidense.

El periodista estrella de la ultraderecha estadounidense, Tucker Carlson -expulsado de la cadena conservadora Fox News por sus ideas radicales- fue el elegido para llevar a cabo esta entrevista de dos horas, que tuvo siempre un tono amable, a veces entre risas, sin que Carlson le hiciera ninguna pregunta incómoda.

Carlson le preguntó hasta en dos ocasiones si creía que “otra administración después de Joe Biden podría restablecer la comunicación” entre los dos países, y Putin no quiso seguir por esa línea, aún admitiendo que en su carrera ha tenido buena relación con algunos presidentes, como George W. Bush (2001-2009) o Donald Trump (2017-2021).

“No se trata de quién es el líder o de la personalidad de uno en concreto, sino de las élites mismas: es la idea de la dominación a toda costa basada en las fuerzas dominantes de la sociedad estadounidense”, reflexionó.

Esta voluntad se topa con unas supuestasinstrucciones de los países occidentales a las que obedece” el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, que lo han llevado incluso -dijo Putin- a firmar un decreto para prohibir negociar con Rusia, pero en todo caso tampoco Putin puso alguna oferta sobre la mesa.

Aseguró que hay “mercenarios estadounidenses” combatiendo en Ucrania, siendo el grupo más numeroso tras el de los polacos, y advirtió contra cualquier idea de enviar soldados regulares de Estados Unidos, algo que “traería a la humanidad al borde de un conflicto global muy serio”.

[object Object]

Kremlin dice que los cambios en el Ejército ucraniano no influirán en la operación militar

El relevo del comandante en jefe del Ejército ucraniano, Valeri Zaluzhni, por el comandante de las Fuerzas Terrestres, Oleksandr Sirski, no influirá en la campaña militar que lleva a cabo Rusia en Ucrania, declaró el Kremlin.

“No creemos que sean factores capaces de alterar la operación militar especial”, dijo el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, en su rueda de prensa diaria al comentar los cambios en el la jefatura del Ejército ucraniano.

Agregó que Rusia continuará la ofensiva hasta “conseguir sus objetivos”.

El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo en su entrevista al periodista estadounidense Tucker Carlson, emitida hace unas horas, que Moscú “aún no ha conseguido sus objetivos” en Ucrania.

“Uno de esos objetivos es la desnazificación. Me refiero a la prohibición de todo movimiento neonazi”, dijo el jefe del Kremlin.

[object Object]

Volodímir Zelenski cesa a su jefe de fuerzas armadas, Valeri Zaluzhni en medio del conflicto con Rusia

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, puso fin a especulaciones al hacer oficial el cese del jefe de las Fuerzas Armadas, Valeri Zaluzhni, un general inmensamente respetado en Ucrania que ha aceptado su relevo en tono conciliador haciendo un llamamiento a “adaptarse a las nuevas realidades” en el terreno tras dos años de invasión rusa.

Zelenski ha justificado el cambio de guardia en la necesidad de que la cúpula del Ejército ucraniano desarrolle “una nueva visión para la guerra” más acorde con la de los soldados que combaten en el frente.

El jefe de Estado ha confiado esta tarea al que hasta ahora era jefe de las Fuerzas Terrestres ucranianas, el coronel general Oleksandr Sirski, de quien ha destacado que es “el comandante ucraniano más experimentado”.

Sirski, de 58 años, dirigió la defensa de Kiev en los primeros días de la agresión rusa, cuando las fuerzas del Kremlin intentaron sin éxito tomar la capital ucraniana.

Meses después, en otoño de 2022, Sirski fue el principal responsable de la contraofensiva en los territorios ocupados por Rusia en la región oriental de Járkov, que fueron liberados con éxito.

Sirski también dirigió la defensa de Bajmut, una ciudad del este de Ucrania que fue tomada en mayo del año pasado por Rusia tras diez meses de cruento asedio.

Zelenski ha explicado sobre el relevo: “Se trata del sistema de nuestro Ejército, de la gestión en las Fuerzas Armadas de Ucrania y de sumar la experiencia de combate de los comandantes en esta guerra”.

El mandatario negó que la decisión de cambiar a Zaluzhni por Sirski tenga un matiz personal o político.

El presidente dio las gracias al general por “dos años de defensa” de Ucrania y “por cada victoria”, y afirmó que sigue contando con Zaluzhni para el futuro, en lo que puede interpretarse como un intento de mitigar la previsible indignación que el cese provocará entre muchos ucranianos.

Zelenski explicó que espera del nuevo jefe del Ejército “un plan de acción realista y detallado” para 2024 que debe estar listo “en el menor plazo posible” y dar más protagonismo a la tecnología en las operaciones militares.

El presidente también espera mejoras en el entrenamiento de los soldados y la logística, “un sistema efectivo de rotaciones” de los soldados que están en el frente y un aligeramiento del número de personal no esencial en algunos departamentos del Ejército.

“Aguantamos juntos. Nuestra batalla continúa y cambia diariamente. Las tareas de 2022 son diferentes de las tareas de 2024. Por lo tanto, todos deben cambiar y adaptarse también a las nuevas realidades. Para ganar juntos”, recalcó por su parte Zaluzhni, que ha insistido recientemente en que la guerra requiere un avance tecnológico importante para salir de su actual estancamiento.

Zaluzhni dice adiós al cargo después de una serie de desacuerdos públicos con Zelenski que comenzaron el pasado noviembre al publicar el general un artículo en el que advertía de que la guerra había entrado en una fase “posicional” que podía serle favorable a Rusia.

Algunos analistas y medios ucranianos han atribuido el distanciamiento de Zelenski de Zaluzhni a la desconfianza que provocaría en el presidente la gran popularidad del general, a quien algunos le suponen ambiciones políticas.

Mientras que la oposición en el gobierno de Zelenski calificó de un “grave error” que tendrán que pagar todo el cese de Valeri Zaluzhni como jefe de las fuerzas armadas ucranianas.

Según una encuesta publicada en diciembre, un 88% de los ucranianos confiaban en el general Zaluzhni. Un 62% dijo tener confianza en Zelenski en el mismo sondeo.

[object Object]