La guerra entre Rusia y Ucrania llega a su día 713 desde su comienzo el pasado 24 de febrero de 2022, cuando el presidente ruso Vladimir Putin ordenó una “operación militar especial” para liberar a la población prorrusa de la región ucraniana de Donbás.

Hoy martes 6 de febrero 2024, Alemania espera luz verde del congreso estadounidense para ayudar a Ucrania.

En tanto, las autoridades ucranianas anunciaron el martes que habían detenido a cinco antiguos y actuales agentes de sus servicios de inteligencia, sospechosos de haber proporcionado informaciones a los servicios de seguridad rusos (FSB).

Los servicios de seguridad ucranianos (SBU) aseguraron que habían “neutralizado una poderosa red de agentes del FSB” que operaban en Ucrania.

Según la oficina del fiscal general, se trata de “ciudadanos ucranianos”.

Uno de ellos trabajaba para una filial regional del SBU y los otros cuatro habían sido empleados del servicio de inteligencia militar del ministerio de Defensa (GUR) y del servicio de inteligencia exterior.

Los agentes son sospechosos de “alta traición” por haber comunicado estas informaciones a cambio de retribución económica, indicó la oficina del fiscal.

Según el SBU, su tarea consistía en transmitir informaciones a Rusia sobre el ejército ucraniano y “las infraestructuras energéticas esenciales” del país.

En concreto, habrían informado a Moscú sobre el tipo de vehículos utilizados por los servicios de inteligencia militar, la ubicación de soldados ucranianos, los sistemas de seguridad de dos centrales nucleares ucranianas, o las vías de transporte de armamento extranjero en el país, según la oficina del fiscal.

También habrían proporcionado elementos sobre los sistemas de defensa instalados cerca de Odesa, ciudad portuaria del mar Negro, y los sistemas de lanzacohetes múltiples de Jarkiv, en el noreste, dos de los sitios blanco habitual de los ataques rusos.

Desde el inicio de la invasión rusa en febrero de 2022, Ucrania anunció haber desenmascarado a un gran número de agentes de Moscú infiltrados en sus estructuras del Estado y en especial en los servicios secretos.

Las autoridades rusas acusaron igualmente a algunos de sus propios ciudadanos o a extranjeros de trabajar en nombre de Ucrania, facilitando informaciones o preparando actos de sabotaje.

Rusia prohíbe la importación de bananas de Ecuador

Rusia anunció la prohibición de la importación de bananas procedentes de Ecuador, semanas después de que Quito anunciara su intención de enviar antiguas armas soviéticas a Estados Unidos para remitirlas a Ucrania.

En un comunicado publicado por Rosselkhoznadzor, el servicio ruso de vigilancia veterinaria y fitosanitaria, el organismo afirma haber “suspendido” a “partir del 5 de febrero” la autorización de cinco exportadores ecuatorianos.

Esta entidad argumenta la decisión por la detección de un insecto devastador.

Según los medios rusos, nueve de cada diez bananas importadas en Rusia proceden de Ecuador.

El servicio fitosanitario aplicó también la misma medida “a partir del 9 de febrero” para ciertas flores de Ecuador importadas en Rusia.

Estas medidas restrictivas ocurren después de que el presidente ecuatoriano, Daniel Noboa, anunciara el 10 de enero que aceptaba la oferta de Estados Unidos de intercambiar antiguos equipos militares soviéticos por armamentos de nueva generación estadounidenses con un valor estimado de unos 200 millones de dólares.

Washington explicó que las armas canjeadas con Ecuador serían enviadas a Ucrania para respaldar a sus tropas en el frente contra Rusia.

Este acuerdo bilateral suscitó el enfado de Moscú.

“Una decisión así de imprudente fue tomada por la parte ecuatoriana bajo la fuerte presión de partes interesadas exteriores”, denunció la semana pasada la portavoz de la diplomacia rusa, María Zajárova.

La vocera aseguró también que Ecuador está obligado por contrato “a no transferir (estos equipos) a un tercero sin haber obtenido el acuerdo de la parte rusa”.

Noboa, nacido en Estados Unidos, defendió hace unos días el derecho de Ecuador a transferir estas armas que no son más que “chatarra” y aseguró que Quito “mantendrá su acuerdo en todos los casos”.

El mandatario ecuatoriano habló en diciembre de 2023 con su homólogo ucraniano, Volodímir Zelenski, durante la investidura del presidente argentino Javier Milei en Buenos Aires.

Desde el inicio de su operación en Ucrania hace casi dos años, Moscú busca reforzar sus lazos económicos y diplomáticos con los países del sur, especialmente los latinoamericanos y africanos, para intentar esquivar las sanciones occidentales.

Plátano

Fiscalía sueca anunciará mañana decisión sobre investigación del sabotaje al Nord Stream

La Fiscalía sueca informó este martes de que mañana tomará una decisión sobre la investigación del sabotaje a los gasoductos rusos Nord Stream 1 y 2, ocurrido en septiembre de 2022.

“Hoy, martes, no se tomará ninguna decisión. El fiscal espera tomar una decisión durante el día de mañana”, consta en un breve comunicado.

El fiscal a cargo del caso, Mats Ljungqvist, había declarado ayer al diario sueco Expressen que habría una resolución en breve y que esta podría implicar el cierre del caso o que hubiera alguna acusación.

La Fiscalía sueca, que colabora con la alemana en su investigación, ha admitido con anterioridad el hallazgo de restos de explosivos en los gasoductos, que fue un acto de “sabotaje grave” y que todo apunta a un actor estatal.

En total se localizaron dos fugas en cada gasoducto, dos en la zona danesa y dos en la sueca, todas en aguas internacionales, que los gobiernos afectados calificaron pronto como “sabotaje”, además de apuntar a un actor estatal.

Las tres principales fugas se dieron por terminadas a principios de octubre del mismo año, al alcanzarse una presión estable en las tuberías, pero la más pequeña continuó activa algunos días más.

Ninguno de los dos gasoductos estaba en servicio cuando se produjeron los accidentes.

El primero interrumpió los suministros al alegar Moscú problemas técnicos, mientras que el segundo nunca entró en funcionamiento, puesto que el Gobierno alemán lo bloqueó a raíz del reconocimiento por Moscú de las autoproclamadas repúblicas separatistas del Donbás, en febrero de 2022.

Tanto los países afectados como el resto de la Unión Europea (UE), Estados Unidos y Rusia hablan de sabotaje, aunque difieren en cuanto a la posible autoría.

Moscú ha acusado a países “anglosajones” de estar detrás, aludiendo a la oposición al proyecto que durante años ha mantenido Washington, mientras algunos países occidentales han señalado en la dirección contraria.

Una investigación del periodista estadounidense Seymour Hersh apuntó a la inteligencia de Estados Unidos, con la colaboración de Noruega y otros países occidentales.

Medios de Estados Unidos y Alemania señalaron posteriormente a un grupo proucraniano como autor del sabotaje.

[object Object]

Alemania espera luz verde del congreso estadounidense para ayudar a Ucrania

El canciller alemán, Olaf Scholz, que viajará el jueves a Washington para reunirse con el presidente estadounidense, Joe Biden, expresó su esperanza de que por fin el Congreso de ese país aprueba el paquete de más de 60 mil millones de dólares en ayudas para Ucrania.

“Estados Unidos y Europa tienen una importante tarea, que es apoyar a Ucrania. El mensaje es claro: apoyaremos a Ucrania durante el tiempo que haga falta y con el alcance necesario para que se puede defender de la agresión rusa”

Olaf Scholz en una rueda de prensa tras reunirse con el nuevo primer ministro francés, Gabriel Attal

Scholz recalcó que tanto Biden como Europa en su conjunto se han ratificado en múltiples ocasiones en este mensaje, pero consideró especialmente importante que, justo antes de su viaje a Estados Unidos, donde abordará la guerra en Ucrania, el Consejo Europeo haya aprobado el paquete de asistencia macrofinanciera de cuatro años para Kiev.

Se trata de 50 mil millones de euros que irán al presupuesto ucraniano, recordó.

“Realmente espero que Estados Unidos y el Congreso de Estados Unidos tomen ahora pronto una decisión para facilitar el apoyo financiero necesario a Ucrania”

Olaf Scholz, canciller alemán

Es importante, dijo, porque Putin espera que los socios de Kiev en algún momento “ya no quieran seguir” ayudando a los ucranianos.

El primer ministro francés, al que Scholz recibió con honores militares, reiteró a su vez que Francia apoya y apoyará a Ucrania en su lucha por la seguridad, la soberanía y los valores que también defiende Europa, como democracia y el Estado de derecho, entre otros.

“Sí, continuaremos proporcionando ayuda financiera y ayuda técnico-militar a Ucrania”, insistió.

Congreso de Estados Unidos