La guerra entre Rusia y Ucrania llega a su día 708 desde su comienzo el pasado 24 de febrero de 2022, cuando el presidente ruso Vladimir Putin ordenó una “operación militar especial” para liberar a la población prorrusa de la región ucraniana de Donbás.

Hoy jueves 1 de febrero 2024, Estados Unidos envía bombas GSLDB al ejército ucraniano y reafirma su apoyo económico ante la UE.

Mientras que en el frente, Ucrania admitió que “algunos progresos” de la fuerzas rusas sobre el terreno, pero confía en que sus tropas retomarán la iniciativa dentro de unos meses, después de que comience la primavera europea.

“Su ofensiva (de los rusos) proseguirá. Alrededor del comienzo de la primavera se agotará”, declaró el jefe de la inteligencia militar ucraniana (GUR), Kirilo Budánov, en una entrevista con la televisión pública.

Explicó que Rusia está muy lejos de cumplir los objetivos de su ofensiva de invierno, que lanzó hace unos meses y consistían en conquistar todo el territorio de las regiones de Donetsk y Lugansk, así como alcanzar el río de Chorni Zherevets en la región nororiental de Járkov.

Las filtraciones difundidas en Kiev sobre la posible dimisión del comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Ucrania, Valeri Zaluzhni, y los posteriores desmentidos son seguidos con interés en Moscú.

“De momento hay muchos interrogantes. Lo único que es evidente es que el régimen de Kiev tiene muchos problemas, allí nada anda bien”, afirmó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, al comentar las publicaciones sobre la suerte de Zaluzhni.

Agregó que “el fracaso de la contraofensiva (ucraniana) y los problemas en el frente conducen al aumento de las contradicciones” en Kiev, las que, subrayó, “van aumentar” a medida que avance con éxito la campaña militar en Ucrania.

Mientras la UE intenta coordinarse para prestar la asistencia militar que demanda Ucrania, Rusia exhibió la buena sintonía que mantiene con China en todo los ámbitos, especialmente en defensa.

Las relaciones entre Moscú y Pekín se encuentran en el “mejor momento de su historia”, afirmó hoy el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, en una videoconferencia con su homólogo chino Dong Jun, quien a su vez expresó el respaldo de su país a Rusia en la “cuestión ucraniana”.

En medio de los esfuerzos de Ucrania y Rusia por conseguir respaldos, se efectuó un nuevo intercambio de prisioneros de guerra, en el que fueron liberadas 195 personas por cada bando, informó Moscú.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, precisó en redes sociales que 207 militares y civiles ucranianos que eran cautivos de los rusos han retornado en el intercambio.

El canje se produjo una semana después del derribo del avión de transporte militar ruso Il-76 presuntamente con 65 prisioneros de guerra ucranianos a bordo, del que Moscú acusa abiertamente a Kiev.

Hungría levanta su veto y desbloquea 50 mil millones de euros en ayuda europea a Ucrania

Los líderes de la Unión Europea alcanzaron este jueves un acuerdo para entregar 50 mil millones de euros en ayudas a Ucrania durante los próximos cuatro años después de que Hungría haya retirado su veto al paquete, según informó el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

El presidente del Consejo celebró que “esto garantiza financiación firme, a largo plazo y predecible para Ucrania” y que con ello “la UE está asumiendo liderazgo y responsabilidad en el apoyo a Ucrania”. “Sabemos lo que está en juego”, escribió.

El mensaje de Michel llegó apenas unos minutos después de que comenzara una cumbre de jefes de Estado y de Gobierno que estuvo precedida por una reunión del presidente de Consejo Europeo, el francés Emmanuel Macron, el alemán Olaf Scholz y la italiana Giorgia Meloni con Orbán para encontrar una solución al bloqueo.

Al mismo, se sumaron después el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, y los máximos mandatarios de Bélgica, Alexander De Croo, Países Bajos, Mark Rutte, y Polonia, Donald Tusk.

El ultranacionalista húngaro pedía un mecanismo para evaluar cada año la ayuda a Ucrania, a pesar de tratarse de un plan hasta 2027, y tener en cada análisis la posibilidad de veto, algo que rechazaban tajantemente el resto de socios.

Los otros 26 Estados miembros se mantenían en la postura consensuada el pasado diciembre de incluir esta ayuda en el marco financiero plurianual para darle estabilidad durante los próximos cuatro años y, de no haber logrado un acuerdo unánime, contaban con un plan B para transferir fondos a Kiev incluso sin el visto bueno de Budapest.

Finalmente, durante el encuentro previo a la cumbre se pactó con Orbán que los líderes debatan cada año sobre la asistencia a Ucrania en una cumbre y que, pasados dos años, puedan solicitar a la Comisión Europea hacer una revisión de la misma.

Sin embargo, para hacer esta revisión o efectuar cualquier cambio en la ayuda hará falta el visto bueno de todos los Estados miembros, con lo que Orbán no podrá volver a bloquear el paquete de asistencia a Kiev, según explicaron varias fuentes europeas.

Además, el resto de líderes han aceptado incluir un párrafo en el documento de conclusiones que recuerda que las medidas para bloquear fondos por ataques al Estado de derecho (un mecanismo que mantiene bloqueados actualmente 6 mil 300 millones a Budapest) deben ser “proporcionadas a la repercusión que tenga la vulneración”.

La revisión del marco financiero acordada incluye, además de la ayuda a Ucrania, 14 mil 600 millones de euros adicionales para reforzar las partidas de inmigración y vecindad (9 mil 600 millones), la Reserva de Solidaridad y Emergencia (1.500 millones), el Instrumento de Flexibilidad (2 mil millones) y para inversiones estratégicas (mil 500 millones), así como un mecanismo en fases para costear los intereses de la deuda del fondo de recuperación.

[object Object]

Secretaria de Tesoro de Estados Unidos reitera ante la UE el compromiso de su país con Ucrania

La secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, reiteró eL miércoles el compromiso de su país con Ucrania en una reunión con representantes de la Unión Europea.

“Debemos seguir permitiendo la autodefensa de Ucrania de múltiples maneras, incluida la económica”, señaló Yellen en un encuentro en Washington con el vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea (CE) y responsable de Comercio, Valdis Dombrovskis y la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager.

La encargada de la cartera de Tesoro señaló que la Unión Europea ha sido un “aliado clave” en los esfuerzos de Estados Unidos por imponer sanciones económicas a Rusia en represalia por la guerra en Ucrania.

“Se ha formado una amplia coalición y agradecemos a la Unión Europea por ser un socio fuerte”, subrayó Yellen.

A su vez, destacó que el Gobierno de Estados Unidos está comprometido en obtener la aprobación del Congreso para enviar un nuevo paquete de ayuda por 11 mil 800 millones de dólares a Ucrania.

“No podemos permitir que Ucrania se quede sin dinero antes de que se le acaben las municiones”, agregó.

La petición de la Casa Blanca al legislativo para seguir financiando a Ucrania se encuentra estancada, ante el recelo de la mayoría republicana a seguir inyectando dinero a una contraofensiva ucraniana que no ha dado los resultados esperados.

Además, los fondos para Ucrania que están pendientes de aprobación forman parte de un paquete presupuestario que también incluye una partida para la política migratoria en la frontera, que los republicanos más radicales quieren bloquear hasta las elecciones presidenciales de noviembre.

[object Object]

Estados Unidos confirma que las bombas GSLDB ya están camino del frente de Ucrania

La subsecretaria de Estado de Estados Unidos, Victoria Nuland, confirmó durante una visita a Kiev que las bombas de alta precisión GLSDB -que se lanzan por cohete y tienen un alcance de hasta 150 kilómetros- ya están “de camino” al frente de Ucrania.

En una rueda de prensa celebrada en Kiev, Nuland afirmó que Estados Unidos continúa apoyando a Ucrania “con nuevas inversiones y nuevos sistemas de armas como las bombas de pequeño calibre, que están ya de camino al frente”.

La publicación europea Politico informó esta semana citando fuentes oficiales de Estados Unidos que las municiones GLSDB -siglas en inglés de Bomba de Pequeño Diámetro Lanzada desde Tierra- llegarían a Ucrania este mismo miércoles. El Pentágono también había confirmado su intención de enviar este tipo de armamento a Ucrania.

Desarrolladas conjuntamente por Saab y Boeing, las GLSDB serán utilizadas por primera por Ucrania, que las recibe antes de que hayan sido incluidas en el inventario del Ejército de Estados Unidos.

Con las GLSBD, el Ejército ucraniano espera incrementar la eficacia de sus ataques a las rutas de suministros de la retaguardia rusa, y alcanzar objetivos en parte de la península ocupada de Crimea.

[object Object]