Internacional

México no querrá jugar a la guerra con nosotros: Trump

Tomada de YouTubeTomada de YouTube

El periodista Bob Woodward le preguntó si estaría dispuesto a ir una guerra por el muro en la frontera.

Estados Unidos.- Donald Trump elevó el tono de su discurso respecto al gobierno mexicano en una entrevista con el aclamado periodista Bob Woodward, quien le preguntó si estaría dispuesto a ir a una "guerra" con México para pagar el muro en la frontera.

El multimillonario participó este miércoles en un foro del programa Morning Joe, de la MSNBC, donde fue cuestionado por Woodward. El experimentado periodista, y ganador del premio Pulitzer por su investigación del caso Waterwate en 1972, fue directo; le preguntó a Trump sobre su plan para obligar al gobierno mexicano a levantar la barrera.

Trump reiteró lo que ha dicho en varias oportunidades durante su campaña por el Partido Republicano, que EU tiene un déficit de comercio por 58 mil millones de dólares y que el muro sólo costará 10 mil millones. 

De acuerdo con Trump, entre las medidas que podría ejecutar para obligar a México a pagar el muro se incluye el retiro de subsidios, rompimiento de acuerdos comerciales, así como la implementación de impuestos a las remesas. 

Pero Woodward fue un paso más allá y recordó que México es una nación soberana, por lo que cuestionó si el precandidato republicano consideraría la posibilidad de asumir una posición de carácter bélico. 

"Confía en mi Bob, cuando revitalice nuestro ejército, México no va estar jugando con nosotros a la guerra. Eso te lo puedo decir. México no va a jugar con nosotros y una guerra. Tengo buenas relaciones con el pueblo mexicano, me ha ido bien en las encuestas con hispanos. El problema es que nuestros líderes son muy débiles, hay tantas formas de obtener el dinero", dijo el empresario neoyorquino.  

Este lunes, el presidente Enrique Peña Nieto afirmó en una entrevista a un medio nacional que el discurso de Donald Trump es similar al que encumbró en  a Adolf Hitler y Benito Mussolini. 

Tras los triunfos de ayer en las primarias de Hawaii, Mississippi y Michigan, Trump continúa en la cima de los delegados del Partido Republicano para obtener la nominación. A la mitad del proceso de definición, Trump suma 458 delegados de los 1,237 necesarios para ser designado candidato oficial en la Convención Nacional Republicana del mes de julio.