Nuevo gobierno de Francia aprueba reducir su salario 30%

Además firmaron una carta de ética.

París.- El presidente de Francia, François Hollande, y los ministros del nuevo gobierno adoptaron hoy una reducción de 30 por ciento de su salario, durante la primera reunión del Consejo de Ministros, en la cual además firmaron una carta de ética.

La reunión de ministros tuvo lugar la tarde de este jueves en el Palacio del Elíseo tras una serie de actos matutinos de traspaso de poderes, un día después de que el primer ministro Jean-Marc Ayrault presentó la conformación del nuevo Ejecutivo francés.

Ayrault fue el primero en llegar a la sede presidencial para el Consejo de Ministros, en cuya orden del día figuraba la baja del salario de los miembros del gobierno, promesa hecha por Hollande durante su campaña electoral.

La medida recibió el respaldo unánime de los ministros, de manera que la remuneración bruta de un ministro será ahora de nueve mil 940 euros mensuales (unos 12 mil 629 dólares), en lugar de los 14 mil 200 euros (18 mil 042 dólares).

La baja en el salario del presidente del país y el primer ministro también fue aprobada, pero hacerla efectiva se requiere modificar la ley en el Parlamento, por lo que el cambio será incluido en la próxima ley de finanzas, aunque será retroactivo al 15 de mayo de 2012.

La remuneración para ambos se reducirá en el mismo porcentaje que los ministros, a 14 mil 910 euros (casi 19 mil dólares) desde los actuales 21 mil 300 euros (27 mil 063 dólares), de acuerdo con reportes del diario francés Le Point.

Durante el encuentro, Ayrault evocó una carta de deontología y los 34 ministros del gobierno la firmaron, comprometiéndose a conducirse de forma ejemplar y transparente durante el ejercicio de sus funciones, sobre cualquier conflicto de intereses.

La prensa francesa destacó este jueves que sólo cinco ministros tienen experiencia en ministerios -Laurent Fabius (nuevo titular en Asuntos Exteriores), Pierre Moscovici (a la cabeza de Economía), Jean-Yves Le Drian (ahora en Defensa), Michel Sapin (en Trabajo), y Marylise Lebranchu (Función Pública).

Pero subrayó que lo inédito es que las dos cabezas del nuevo gobierno francés, Hollande y Ayrault, nunca han ocupado un ministerio.

Esta mañana, tuvieron lugar los traspasos de poderes en sobrias ceremonias en cada una de las sedes ministeriales, aunque hubo expectativa en la transferencia en Economía, donde se esperaba que Moscovici comentara su proyecto de trabajo.

En su primera declaración, el nuevo ministro de Economía aseguró que Francia no ratificaría el tratado fiscal europeo sin un paquete de crecimiento y reiteró lo declarado por Hollande durante su visita a Berlín, "Grecia debe seguir formando parte de la zona euro".

El presidente francés terminará su primera semana en el Elíseo con un viaje a Estados Unidos, mañana viernes, para asistir a la cumbre del Grupo de los Ocho (G-8) y reunirse con el presidente estadunidense Barack Obama.

0
comentarios
Ver comentarios