Internacional

Liberan a cardenal acusado de pederastia; tribunal le dio el 'beneficio de la duda'

George Pell al salir de prisiónWilliam West / AFP

George Pell estaba acusado de abusar de dos monaguillos de 13 años; organizaciones califican su liberación como una noticia "devastadora".

México.- El Tribunal Superior de Australia dejó en libertad al cardenal George Pell, de 78 años de edad y acusado de abusar sexualmente de dos monaguillos de 13 años en los años noventa, al anular los cinco cargos que pesaban en su contra por considerar que no había evidencia suficiente para mantenerlo en prisión.

Esto, luego de que un jurado condenara al religioso en 2018 a seis años de prisión, sentencia confirmada meses después por un tribunal de apelaciones en un dictamen dividido de dos votos a uno.

En su sentencia, el tribunal superior señala que existió durante el juicio “una posibilidad significativa de que una persona inocente haya sido condenada porque las pruebas no han establecido su culpabilidad según el nivel de prueba requerido”.

Los siete magistrados establecieron por unanimidad que el tribunal de apelaciones oitió “abordar si existía una posibilidad razonable de que el delito no se hubiera cometido, de modo que debería haber habido una duda razonable sobre la culpabilidad”.

Liberación de George es una noticia devastadora: organización de víctimas

La presidenta de la organización de apoyo a las víctimas Blue Knot Foundation, Cathy Kezelman, calificó como “devastadora” la sentencia y señaló que el cardenal George Pell está libre pero “muchas víctimas de abusos nunca han sido libres” y, por el contrario, deben vivir "atrapadas en el horror de los delitos que han diezmado sus vidas”.

“La pandemia de abusos sexuales contra niños dentro de la iglesia católica ha amenazado la seguridad de millones de niños, los adultos en los que se convierten y la fibra moral de lo que significa ser humano”.Cathy Kezelman

Por su parte, el religioso declaró que su liberación repara “una injusticia grave” y le da la razón, pues siempre alegó su inocencia.

“Mi juicio no era un referéndum sobre la iglesia católica ni sobre cómo las autoridades eclesiásticas de Australia trataron el delito de pederastia en la iglesia. La pregunta era si yo había cometido estos delitos horribles, y no es el caso”.George Pell

Finalmente, pidió disculpas si su liberación abona “al dolor y la amargura” de víctimas y sus familias.