Internacional

Francia entra en recesión por coronavirus; PIB se contrajo 6%

Francia. Recesión económicaLoic Venance / AFP

El Banco Central de Francia considera que la recesión es peor que la de 1945 y la recuperación sería posible hasta el 2021.

México.- La economía de Francia entró en recesión luego de que su PIB se contrajera 6 por ciento durante el primer trimestre de 2020 a consecuencia de la pandemia del coronavirus.

El resultado trimestral es el peor de la economía desde 1945 y contrasta con el reporte del cuarto trimestre de 2019 que se contrajo 0.1 por ciento, según el Instituto Nacional de Estadísticas.

Francia es el primer país del G7 que entra en recesión, pero podría estar acompañado por Italia y Japón, quienes reportan cifras negativas desde el último trimestre del año pasado.

Francia decretó contingencia por 6 semanas

Hasta hace un mes, el banco francés preveía una crecimiento de 0.1 por ciento durante el primer trimestre de 2020, antes de que se declarara la pandemia y en Francia se obligara a la población a permanecer en casa desde el 17 de marzo.

La actividad económica se redujo 32 por ciento en la última quincena del mes de marzo, según una investigación que se aplicó en 8 mil 500 empresas.

El Banco de Francia estima que cada quincena de confinamiento –previsto para durar al menos 6 semanas- provoca una contracción del Producto Interno Bruto (PIB) de 1.5 por ciento, por lo que dos meses significarían una pérdida de 6 puntos, recupera AFP.

Efectos de la recesión en Francia se esfumarían en 2021

A pesar de las perspectivas, se espera una recuperación en 2021, para lo cual el gobierno presentará un nuevo proyecto de presupuesto corregido.

El ministro de Finanzas, Bruno Le Maire, equiparó la situación actual con la Gran Depresión que prosiguió a la caída de la bolsa en 1929, aunque ya había estimado que la economía de Francia caería más allá del -2.9 por ciento que se registró en 1945.

El estudio del Banco Central estima que la mayoría de los sectores económicos en el país ya experimentan retrocesos, tales como la construcción, comercio, transportes, alojamiento y restauración, por lo que el apoyo gubernamental se ha puesto a disposición de las empresas y empleados.