Mueren 5 estudiantes sirios tras chocar con fuerzas de seguridad

Activistas y grupos de oposición denunciaron que Fuerzas de seguridad sirias irrumpieron en la residencia estudiantil de la universidad de Alepo, luego que cientos de jóvenes protagonizaron una protesta en el campus.

Madrid.- Fuerzas de seguridad sirias irrumpieron en la residencia estudiantil de la universidad de Alepo, en el noreste de Siria, luego que cientos de jóvenes protagonizaron una protesta en el campus, denunciaron activistas y grupos de oposición.

En la operación murieron cinco estudiantes y decenas resultaron heridos luego que las fuerzas de seguridad utilizaron gas lacrimógeno y municiones reales para dispersar a los manifestantes.

Un estudiante afirmó que las fuerzas de seguridad y grupos paramilitares afines al régimen de Damasco entraron a la residencia en la noche del miércoles disparando armas de fuegos y lanzando gases lacrimógenos.

Los Comités Locales de Coordinación (LCC) y el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, confirmaron los ataques y añadieron que hubo redadas en la madrugada de este jueves que finalizaron con más de 200 estudiantes detenidos.

"Las fuerzas de régimen exigieron a los estudiantes, través de altavoces, que evacuaran los dormitorios, entonces empezaron a detener a los estudiantes", señalaron los LCC en un comunicado.

Fuentes de los grupos de la oposición como la red Sham y la Comisión General de la Revolución Siria afirmaron que las tropas dispararon también contra el hospital donde los heridos fueron llevados, lo que podría elevar el número de decesos.

Alepo, la segunda ciudad del país árabe, ha sido escenario de la represión de las fuerzas sirias a manifestaciones de estudiantes universitarios que casi a diario protestan contra el régimen del presidente Bashar Assad.

También en varios barrios de Damasco, la capital, se han registrados protestas masivas, la mayor manifestación fue en la zona de al-Salheiya, indicó el canal árabe de noticias Al Arabiya que citó activistas sirios.

Las fuentes señalaron que en la provincia norteña de Idleb, fronteriza con Turquía, se reportaron tiroteos y proyectiles de mortero fueron lanzados contra una zona residencial en la ciudad Homs, conocida como un importante bastión opositor.

Los reportes de violencia en varios puntos de Siria se producen a pesar de la presencia de observadores de Naciones Unidas, que han reportado violaciones del alto el fuego tanto por las tropas del gobierno como de la oposición.

El jefe de la misión de Paz de la ONU, el noruego Herve Ladsous, se ha negado a precisar el número de violaciones al cese de las hostilidades, uno de los primeros puntos del plan de paz de Naciones Unidas y la Liga Arabe, respaldado por el Consejo de Seguridad.

La misión de observadores militares, que ahora está integrada por 24 expertos internacionales, y se espera que a finales de mes llegue a 300, ha visitado las ciudades de Homs, Hama, Deraa, Idleb, capital de la provincia homónima, y Damasco.

El alto el fuego entró en vigor el 12 de abril y forma parte de un plan de paz de seis puntos negociado por el enviado especial de la ONU y la Liga Arabe para Siria, Kofi Annan.

El plan de Annan incluye permitir a los grupos humanitarios el acceso a la población, la liberación de los detenidos, a partir de un diálogo político, y la retirada de las tropas de los centros de la ciudad, un mandato que el gobierno sirio no ha cumplido.

0
comentarios
Ver comentarios