Internacional

A pesar de ser dañino, políticos bolivianos promueven uso de dióxido de cloro contra el Covid-19

Dióxido de cloroDico Solís / AP

Este químico es usado para desinfectar superficies industriales; es similar al cloro o lejía

México.- Integrantes del Congreso, una gobernadora y un alcalde en Bolivia promueven el uso de dióxido de cloro para curar a personas enfermas de Covid-19, a pesar de que está comprobado científicamente que este químico puede causar intoxicación o incluso la muerte.

El alcalde de Cochabamba, José María Leyes ha promovido el uso de este químico como “alternativa” contra el nuevo coronavirus. El 10 de julio publicó en su cuenta de Twitter que pediría distribuir dióxido de cloro entre la ciudadanía.

Casi la mitad de los municipios de #Bolivia pasan a #RiesgoAlto, considero necesario intentar algunas otras alternativas medicinales, como el #DioxidoDeCloro. La próxima semana enviaré una ley al Concejo para que se apruebe la dotación gratuita a la población de este elemento. https://t.co/zQVfWGT3gQ

— José María Leyes (@JoseMariaLeyes) July 10, 2020

La gobernadora de Cochabamba, Esther Soria, dijo impulsará una ley departamental para autorizar la medicación con este dióxido, así como otros productos alternativos.

El 15 de julio el Senado de Bolivia aprobó un proyecto que autoriza elaborar, vender y usar el dióxido de cloro para pacientes con Covid-19. La iniciativa también dice que el desinfectante puede venderse sin receta y en su etiqueta debe contener las indicaciones para automedicación.

El proyecto se está discutiendo en la Cámara de Diputados y en caso de ser aprobado, que es lo que se prevé, la presidenta interina, Jeanine Áñez, tendrá que firmarlo, pero tiene el poder de vetarlo y seguir las indicaciones del Ministerio de Salud boliviano, quien señala el peligro que puede causar de tomarlo por cualquier sintomatología o enfermedad.

Dióxido de cloro es un químico para desinfectar

Diversas instituciones en el mundo han informado del peligro que es tomar dióxido de cloro o clorito, que es un gas de color amarillo o amarillo-rojizo utilizado como blanqueador en la fabricación de papel, plantas públicas de tratamiento de agua y en la descontaminación de construcciones, señala la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

“El dióxido de cloro y el clorito sódico reaccionan rápidamente en los tejidos humanos y, si se ingieren pueden causar irritación de la boca, el esófago y el estómago, con un cuadro digestivo irritativo severo, con la presencia de náuseas, vómitos y diarreas, además de graves trastornos hematológicos, cardiovasculares y renales”OPS

La Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) también ha advertido que no hay evidencia científica sobre su efectividad como medicamento, al contrario, puede causar intoxicación.

A pesar de que el Ministerio de Salud de Bolivia insiste en la peligrosidad del químico, el Congreso en ese país (con mayoría del partido de Evo Morales, Movimiento al Socialismo, y opositor al gpbierno federal) insiste en aprobarlo en contra de toda evidencia científica.

Con información de CNN, AFP, AP y Reuters