Etarras detenidos en Francia ocupaban altos cargos

Dos miembros de ETA detenidos al sur de Francia ayer domingo ocupaban altas responsabilidades en el aparato militar y de captación de nuevos miembros, según informó 

Madrid.- Oroitz Gurruchaga y Xavier Aramburu, detenidos el domingo en Francia, ocupaban en los últimos años altas responsabilidades en el aparato militar y de captación de ETA, informó hoy el gobierno español.

El Ministerio del Interior indicó este lunes en un comunicado que Gurruchaga se hizo cargo del aparato militar a mediados de 2010 a raíz de los sucesivos arrestos de los anteriores responsables de esta rama de la organización separatista Patria Vasca y Libertad (ETA).

Indicó que Gurruchaga asumió la función de captar nuevos militantes para la organización, labor para la que incorporó como ayudante a Xabier Aramburu, también detenido en la operación realizada el domingo en la localidad de Cauna, suroeste de Francia.

Los investigadores creen que la presencia de Gurruchaga y Aramburu en el sur de Francia "podría deberse al establecimiento de citas de captación de nuevos miembros de ETA".

Gurruchaga, cuyo hermano Egoitz falleció en septiembre de 2002 al estallarle un artefacto que manipulaba en Bilbao, fue miembro de SEGI (organización juvenil de ETA) e integrante de un grupo de violencia callejera en la zona de Rentería (Guipúzcoa).

En abril de 2000 fue detenido por la Policía y en espera de juicio asumió la responsabilidad de un grupo que desarrolló numerosas acciones de sabotaje y violencia callejera hasta abril de 2008, fecha en la que, para eludir una nueva detención, pasó a la clandestinidad.

Aramburu también fue miembro de SEGI, participó en acciones de violencia callejera desde 2000 y en 2005 pasó a colaborar con el grupo de ETA denominado Kresala, a las órdenes del entonces máximo responsable del aparato militar, Garikoitz Aspiazu Rubina, Txeroki.

Al presunto etarra se le vincula con el préstamo de una furgoneta para que el grupo trasladara un vehículo cargado de explosivos hasta el polígono industrial de Vicolozano (Ávila), en septiembre de 2005, que hizo estallar, causando daños materiales.

El grupo Kresala recibió de Garikoitz Aspiazu instrucciones para atacar con lanzamiento de granadas las instalaciones de la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid), y con artefactos explosivos contra las empresas adjudicatarias y obras del tren de alta velocidad.

Posteriormente, Aramburu conformó el grupo Tontor, que fue presuntamente el autor a lo largo de 2008 de la colocación de explosivos contra varias instalaciones de telecomunicaciones, de empresas, de partidos políticos, una sede policial y otra bancaria.

Con las detenciones de Garikoitz Aspiazu, en noviembre de 2008, y de su sucesor al frente del aparato militar, Aitzol Iriondo Yarza, Gurbitz, un mes después, se forzó la inactividad del grupo Tontor.

0
comentarios
Ver comentarios