Hijos de Hosni Mubarak son declarados culpables de manipulación de mercado

Alaa y Gamal Mubarak, hijos del derrocado presidente de Egipto, Hosni Mubarak, fueron declarados culpables de los delitos de manipulación del mercado de valores.

Alaa y Gamal Mubarak, hijos del derrocado presidente de Egipto, Hosni Mubarak, fueron declarados culpables de los delitos de manipulación del mercado de valores, lo que trae implícito el enriquecimiento ilegítimo, informaron hoy fuentes de la Fiscalía.

El hijo mayor del ex líder egipcio Alaa, es empresario y el menor, Gamal ex banquero, este último era el elegido para suceder a Mubarak.

La autoridad fiscal egipcia por medio de un comunicado anunció este miércoles que Alaa, Gamal y otras siete personas fueron hallados culpables por la Corte Penal de los cargos de violación del mercado de valores y las reglas del Banco Central.

Los sentenciados obtuvieron ganancias ilícitas derivadas de negocios con acciones en Al Watany Bank of Egypt, que cotiza en la bolsa.

Los acusados en el caso fueron liberados bajo fianza aunque tienen impedimento para viajar al exterior, excepto Gamal y Alaa, que fueron detenidos y se les bloquearon sus activos.

La sentencia a los hijos de Mubarak se da a conocer tres días antes de que la corte emita su veredicto en el caso del ex presidente que es acusado por los delitos de soborno y complicidad en la muerte de decenas de manifestantes que se levantaron en su contra.

Mubarak, de 84 años, espera el fallo del juez competente para resolver el asunto que, incluso, analiza una posible sentencia de pena de muerte para el ex dirigente egipcio.

El fiscal principal en el juicio de Mubarak, Mustafa Suleiman, presentó el pasado martes un proyecto de sentencia en la que se acusa al ex presidente de tiranía y corrupción.

Tras una serie de protestas de la población egipcia que pretendía poner fin al gobierno autoritario ejercido durante 30 años, Mubarak anunció su dimisión a la presidencia el 11 de febrero de 2011.

El juicio a Mubarak y a sus dos hijos comenzó el 3 de agosto de 2011.

0
comentarios
Ver comentarios