Internacional

Pérdida de optimismo y confianza registra España tras aislamiento por Covid-19

EspañolesPaul White/AP

El estudio "Las consecuencias psicológicas del Covid-19 y el confinamiento" arroja un aumento del malestar sicológico en el 46% de la población

México.- Un estudio revela que el 44 por ciento de los españoles perdieron optimismo y confianza durante el aislamiento (llamado cuarentena), medida implementada en varios países para frenar la propagación del Covid-19.

De acuerdo con una investigación liderada por la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), la afectación por el coronavirus se da en España especialmente especial entre las personas que han visto empeorada su situación laboral, las que han tenido sintomatología o diagnóstico del virus y las mujeres.

El estudio "Las consecuencias psicológicas del Covid-19 y el confinamiento" arroja que el aumento del malestar psicológico afectó al 46 por ciento de la población, un dato mayor en el caso de las personas afectadas por el coronavirus, las mujeres y las personas más jóvenes.

El pasado 14 de marzo, el Consejo de Ministro aprobó la declaración de estado de alarma en todo el territorio español, con medidas de severa restricción al movimiento de personas y la actividad económica. Los desplazamientos se limitaron a lo imprescindible.

España registra hasta el momento 235 mil 772 casos confirmados de coronavirus y 28 mil 752 muertes.

Sensación de incertidumbre y de irrealidad.

De acuerdo con el estudio, en el que participan la Universidad de Murcia (UM), la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche, la Universidad de Granada (UGR) y la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), en España hay una sensación de incertidumbre y de irrealidad.

El 38 por ciento de hombres y el 48 por ciento de mujeres reconocieron haber tenido sentimientos de irrealidad, de los cuales casi un 8 por ciento y un 15 por ciento, respectivamente, lo calificaron como "mucho incremento".

En el ejercicio cualitativo y un análisis cuantitativo participaron un total de 6 mil 829 personas de entre 18 y 92 años de todas las comunidades, informó el Ministerio de Universidades, que colaboró en el trabajo.

En cuanto a la ansiedad o el miedo, se determinó que el porcentaje de personas en las que se ha incrementado la incertidumbre (78 por ciento) es mayor de nuevo entre los afectados por la enfermedad y entre las que han perdido su empleo.

Otros datos que revela el estudio es que:

  • La mayor preocupación es por padecer o contraer una enfermedad grave, que se acentúa entre las personas mayores de 60 años (76 por ciento).
  • El 83 por ciento de los encuestados tienen miedo a perder a los seres queridos, especialmente entre los afectadas por Covid-19.
  • El el 43 por ciento de la población tienen sentimientos depresivos, pesimistas o de desesperanza.
  • En el 49 por ciento han disminuido los sentimientos de vitalidad y energía.
  • El 47 por ciento tiene sentimientos de irritabilidad y enfado.

En tanto, los españoles que han utilizado en mayor medida las redes sociales (superior al 70 por ciento), el de personas que ven más la televisión (67 por ciento), y el mayor uso de videojuegos, especialmente entre los más jóvenes (64 por ciento).

Más personal para la atención psicológica

El estudio entre los españoles plantea que tras el aislamiento por el coronavirus sería "recomendable dotar de más personal para la atención psicológica cualificada en lugares críticos donde se prevé que exista en el futuro próximo mayor necesidad de apoyo psicológico".

Se proponen centros geriátricos, unidades de cuidados intensivos, centros de atención primaria y centros escolares.

Asimismo, indica que más de 100 mil personas podrían presentar problemas de complicación en el duelo por un familiar fallecido por  Covid-19 en los próximos meses; y los profesionales sanitarios pueden padecer problemas crónicos, incluyendo inestabilidad emocional y sensación de estar quemado.

Sostiene que a los niños y adolescentes puede afectarles de manera particular todas las anomalías derivadas de la pandemia, y más directamente el estrés familiar y los cambios en la escolaridad.

Con información de EFE