Israel duda del compromiso de Irán con la ONU en programa nuclear

El ministro de Defensa de Israel manifestó escepticismo hacia un compromiso de Irán para abrir sus instalaciones a inspectores de la ONU, al decir que los iraníes están tratando de crear un "falso progreso" para deshacerse

Jerusalén.- El ministro de Defensa de Israel manifestó el martes escepticismo hacia un compromiso de Irán para abrir sus instalaciones a inspectores de la ONU, al decir que los iraníes están tratando de crear un "falso progreso" para deshacerse de la presión internacional.

La fría reacción del ministro Ehud Barak muestra que Israel no quitará la presión sobre la comunidad internacional para frenar el programa nuclear iraní. Israel ha insinuado varias veces que está dispuesto a utilizar la fuerza si concluye que la diplomacia internacional no logra frenar a los iraníes.

Barak habló poco después de que el jefe de la agencia nuclear de la ONU anunciara un acuerdo preliminar para permitir que sus inspectores reanuden la verificación que se suspendió mucho tiempo sobre las sospechas de que Irán está desarrollando armas nucleares en secreto. El anuncio se dio un día antes de que Teherán y otras seis naciones —Estados Unidos, Rusia, China, Gran Bretaña, Francia y Alemania— se reúnan en Bagdad para otra ronda de negociaciones.

"Parece que los iraníes están tratando de alcanzar un acuerdo técnico que creará un falso progreso en las pláticas a fin de mitigar la presión con vistas a las negociaciones de mañana en Bagdad y posponer el endurecimiento de las sanciones", dijo Barak durante un encuentro en el Ministerio de Defensa, de acuerdo con un comunicado de su oficina.

"Israel cree que se debe imponer una clara prohibición a Irán que no deje ningún recoveco para que Teherán continúe en busca de tener capacidad nuclear", agregó el ministro. "Está prohibido hacer cualquier concesión a Irán. Las potencias del mundo deben ser claras e inequívocas".

Barak manifestó la posibilidad de que a Irán se le permita mantener una "cantidad simbólica" de uranio enriquecido con fines médicos o de investigación, pero sólo si está bajo "estricta" supervisión internacional.

Enriquecer uranio es un paso clave para armar una bomba nuclear. Teherán —que asegura que su programa nuclear tiene fines pacíficos— aceptó sacar la mayoría de sus reservas de uranio enriquecido del país y abrir sus instalaciones nucleares a una inspección.

Israel, junto con Occidente, sospecha que los iraníes están desarrollando una bomba atómica. Los israelíes consideran que un Irán con capacidad nuclear es una amenaza mortal, y para respaldar su argumento ha citado los exhortos iraníes para destruir a Israel, el apoyo de Irán a grupos árabes extremistas y el desarrollo de misiles capaces de alcanzar el territorio judío.

0
comentarios
Ver comentarios