Internacional

Bolsonaro dice que usar cubrebocas es de "gays"

Jair Bolsonaro. BrasilJoédson Alves / EFE

El presidente de Brasil es uno de los políticos más escépticos respecto a la pandemia de Covid-19, pese a que él mismo está infectado.

México.- El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó que el uso de cubrebocas es de “gays” pese a que autoridades sanitarias lo recomiendan para las personas que presentan síntomas de coronavirus con el objetivo de reducir así la propagación del virus en el segundo país a nivel mundial con más casos con casi 2 millones.

El político de ultraderecha resultó positivo al diagnóstico aunque desde que se detectó la Emergencia Sanitaria ha sido muy escéptico y se ha opuesto a la implementación de diversas medidas preventivas como el aislamiento sanitario, además de mantener su agenda política dejándose ver en eventos multitudinarios con simpatizantes.

Pese a todo esto, el mandatario brasileño Bolsonaro ha mantenido su actitud desafiante e incluso en una breve rueda de prensa ya con el diagnóstico de Covid-19 se atrevió a quitarse el cubrebocas para demostrar que sus síntomas no eran graves y se encontraba “bien”, esto el martes 7 de julio.

Sin embargo, este jueves 9, llevó sus prejuicios a un nuevo nivel al decir que el uso de la mascarilla era exclusivo para las personas gays, pese a que Brasil es el segundo país a nivel mundial por contagios de coronavirus con un millón 700 mil y 67 mil 964 muertos.

Conductas polémicas de Bolsonaro ya han tenido consecuencias

La declaración del ultraderechista ocurrió ante funcionarios locales que lo visitaron en el Palacio de Planalto en Brasilia, que es la sede del gobierno de Brasil, donde llamó de forma peyorativa a la comunidad gay “viado” –abreviatura de trasviado, que en portugués es una forma ofensiva para calificar a las personas homosexuales-.

Las actitudes del presidente Bolsonaro frente a la epidemia ya han tenido consecuencias, por ejemplo, la Asociación Brasileña de Prensa decidió demandarlo ante la Corte Suprema por “poner en riesgo” la vida de los corresponsales que lo acompañaron durante el anuncio en el cual confirmó que era positivo a Covid-19.

Ello por haberse quitado el cubrebocas en plena conferencia y romper el aislamiento domiciliario que le recomendaron los médicos, además de no respetar la denominada sana distancia y que, de ser admitida –la demanda- podría sancionar con hasta cuatro años de cárcel y multa al mandatario brasileño.

Mientras en redes, diversos integrantes de la comunidad LGBT se apropiaron de la declaración de Bolsonaro a través del hashtag #coisadeviado para mostrar como usaban cubrebocas para evitar propagar o contagiarse del virus en el país que es uno de los más afectados por la pandemia a nivel mundial.