23 de octubre de 2021 | 23:03
Internacional

Atentados suicidas en Irak dejan 32 muertos

Dos detonaciones en un concurrido mercado de Bagdad han dejado más de una treintena de muertos y decenas más de heridos
Mercado en Irak
Compartir en

Un par de atentados suicidas en una de las zonas comerciales más concurrida de Bagdad, la capital de Irak, han dejado este 21 de enero un saldo provisional de 32 personas muertas y al menos 73 más heridas.

De acuerdo con AFP, se trata de los primeros atentados suicidas en los últimos 18 meses en Bagdad, y sucedieron en la plaza Tayaran, mismo lugar donde un ataque de las mismas características dejó 31 muertos hace 3 años.

De acuerdo con las primeras indagatorias de las autoridades de Irak, un hombre activó un cinturón de explosivos en el centro de la plaza; cuando cientos de personas se habían reunido en el lugar para asistir a los heridos, un segundo sujeto se hizo explorar, aumentando el número de muertos.

Médicos que acudieron al lugar para atender a las víctimas señalaron a la agencia de noticias que el número de muertos podría aumentar en las próximas horas dado el grave estado de salud de muchos de los heridos.

Ningún grupo se ha adjudicado los atentados suicidas en Bagdad

Hasta este momento, ningún grupo terrorista se ha adjudicado los dos atentados suicidas de este 21 de enero en un mercado del centro de Bagdad, que ocurre en un momento de gran tensión política por la grave crisis económica que atraviesa Irak a unos meses de las elecciones parlamentarias.

Sin embargo, analistas apuntan a que el grupo detrás de la masacre de este jueves es el Estado Islámico, que tuvo control sobre buena parte del territorio Irak a mediados de la década pasada y fue oficialmente expulsado del país en 2018.

El atentado también coincide con la decisión de Estados Unidos de reducir a 2 mil 500 el número de soldados en Irak, tomada unos días antes de la salida de Donald Trump de la Casa Blanca.

Papa Francisco condena ataques suicidas en Irak

Este mismo jueves, el papa Francisco condenó “la brutalidad” de los atentados suicidas en Bagdad y oró “por las víctimas mortales y sus familias, por los heridos y por el personal de emergencia que está presente”.

Francisco, quien realizará una histórica visita a Irak en marzo próximo, envió un telegrama al presidente de Irak en el que hizo votos porque su país “siga trabajando para superar la violencia con fraternidad, solidaridad y paz”.