Internacional

Vacuna contra Covid-19 de Oxford genera respuesta inmune en humanos

Pruebas de laboratorioJawad Jalali / Efe

En la fase de pruebas no se han observado efectos secundarios de consideración

La Universidad de Oxford dio a conocer que su candidato a vacuna contra el Covid-19 mostró buenos resultados en los primeros ensayos clínicos en humanos, generando una respuesta inmune en voluntarios sanos.

El fármaco, denominado AZD1222 y desarrollado en el Reino Unido en colaboración con la farmacéutica AstraZeneca, no presentó ningún efecto colateral grave en los voluntarios que lo recibieron y sí les ayudó a producir respuesta de anticuerpos y linfocitos T contra el coronavirus, señala el estudio.

Los resultados fueron publicados este lunes en la revista especializada The Lancet, donde se agrega que el proyecto también lleva a cabo una fase número 3 de ensayos en Reino Unido, Brasil y Sudáfrica, e iniciará pronto en Estados Unidos, el país con más casos del nuevo coronavirus en todo el mundo.

El autor principal de este estudio, el investigador de Oxford Andrew Pollard, señaló que esperan que el sistema inmune recuerde al virus y desarrolle una defensa en su contra, “de modo que nuestra vacuna provea protección por un periodo extendido”. Sin embargo, advirtió:

“Necesitamos más investigaciones antes de poder confirmar que la vacuna efectivamente protege de la infección del Sars-CoV-2 (Covid-19), y para determinar cuánto tiempo dura esa protección”.Andrew Pollard

China avanza en su desarrollo de vacuna contra el Covid-19

Este mismo lunes, la compañía china CanSino Biologics reveló que la fase 2 de su proyecto para desarrollar una vacuna contra el Covid-19 también ha logrado sus objetivos y la mayoría de los 500 voluntarios desarrollaron anticuerpos con éxito.

Además, ninguno de los participantes del estudio presentó reacciones secundarias de consideración, salvo algunos casos de fatiga, fiebre y dolor en el lugar donde se aplicó la inyección.

Tal como en el caso del candidato a vacuna de Oxford, el fármaco de la empresa asiática está basada en un adenavirus modificado, lo que la convertiría en una opción segura para pacientes frágiles que suelen tener reacciones adversas a inmunizaciones.