Internacional

Arrestan cerca del Capitolio a sujeto fuertemente armado

Capitolio de Estados UnidosSaul Loeb / AFP

Wesley Allen Beeler portaba una pistola y más de 500 municiones

La policía de Washington DC arrestó este viernes 15 de enero en los alrededores del Capitolio a un sujeto fuertemente armado, a unos día de que Donald Trump entregue la Presidencia de Estados Unidos al demócrata Joe Biden.

De acuerdo con la agencia de noticias AFP, Wesley Allen Beeler intentó pasar con armas por uno de los muchos puestos de control que se han instalado cerca del Capitolio, la sede del Poder Legislativo que fue tomada el pasado 6 de enero por por simpatizantes de Donald Trump, quienes alegaban que hubo un fraude en la elección de noviembre pasado.

Wesley Allen Beeler es originario del estado vecino de Virginia y se le encontró una pistola cargada y más de 500 municiones; en su camioneta había varias etiquetas con frases a favor de la portación de armas, una de las causas más defendidas por el Partido Republicano y grupos de derecha en Estados Unidos.

Capitolio luce fuertemente resguardado previo a transición de poderes en Estados Unidos

Luego de la toma del Capitolio de principios de mes, autoridades locales y federales han reforzado su presencia en Washington para evitar cualquier contratiempo el próximo 20 de enero, día en que Joe Biden será investido como nuevo presidente de Estados Unidos.

Generalmente, la fecha suele ser una celebración y cientos de miles de simpatizantes viajan a la capital del país para ver a su nuevo mandatario y comprar souvenirs del evento, pero este año se decidió cerrar al público el National Mall, la famosa explanada rodeada de museos que va del Obelisco a Washington al Capitolio.

En estos momentos, la zona se encuentra atrincherada con rejas y alambres de púas bajo la vigilancia de cientos de integrantes de la Guardia Nacional que han llegado de varios estados cercanos.

El acceso a la zona está estrictamente limitada a personal que labora en el gobierno debidamente acreditada para evitar que personas ajenas al Capitolio pueda acercarse a la zona y llevar a cabo nuevos actos violentos.