Internacional

Tras amenazas de Trump, Estados Unidos y Guatemala firman acuerdo de "tercer país seguro"

Trump Estados unidos GuatemalaAP Photo

El presidente Trump anunció un acuerdo de "tercer país seguro" entre Guatemala y Estados Unidos para reducir número de migrantes.

México.- El presidente de Estados Unidos (EU), Donald Trump, anunció que Guatemala firmó un acuerdo de "tercer país seguro" que ayudará a restringir el número de solicitudes de asilo de migrantes centroamericanos en Estados Unidos (EU). 

El acuerdo se concreta luego de una serie de amenazas lanzadas por Trump sobre la imposición de aranceles a Guatemala si no accedía a dicha concesión. Las negociaciones se conducieron por meses. 

Puedes leer: Ebrard anuncia inversión de 30 mdd en El Salvador

La figura de "tercer país seguro" significa que los migrantes que lleguen a Guatemala en su camino a Estados Unidos deberán solicitar asilo en ese país y no en la Unión Americana, que conforme a esa legislación acredita que Guatemala es un territorio seguro para que los solicitantes de asilo se alojen dentro de sus fronteras. 

El anuncio se hizo después que una corte de California impidió al gobierno estadounidense aplicar nuevas políticas de asilo más restrictivas.

Trump afirmó este viernes 26 de julio  que el acuerdo protegerá los derechos de quienes tienen peticiones "legítimas", además de poner fin a los abusos derivados de los vacíos en el marco regulatorio de las solicitudes de asilo.

El presidente estadounidense añadió que como parte del acuerdo se  incrementará el acceso a visas de trabajo temporales H-2A a trabajadores del campo de Guatemala.

Trump quería que México fuera "tercer país seguro"

De acuerdo con la agencia AP, no existen certezas en cuanto la fecha oficial de entrada en vigor del tratados, pues la Corte Constitucional de Guatemala concedió tres interdictos que impiden al gobierno firmar un acuerdo en la materia sin la aprobación del congreso de ese país. 

Durante las negociaciones entre México y Estados Unidos por la posible imposición de aranceles a todas las importaciones mexicanas, el gobierno de Trump planteó el escenario de "tercer país seguro para México". 

Sin embargo, dicha premisa fue rechazada en su totalidad por el equipo negociador del canciller Marcelo Ebrard quien, en cambio, logró relajar la tensión ofreciendo reducir los niveles de migración de Centroamérica con una estrategia de inversión en la región y la intervención de la Guardia Nacional en cruces fronterizos.