Geek

Arrestan a joven que amenazó con hacer explotar las oficinas de Konami

KONAMINaoki Nishimura/AFLO/Reuters

Autoridades japonesas reportaron el arresto de un estudiante que habría amenazado con poner una bomba y matar a los empleados de Konami.

Autoridades de Japón anunciaron el arresto de un estudiante de 16 años, esto debido a que el joven habría hecho amenazas en contra de las oficinas de Konami y sus empleados, al señalar que haría explotar una bomba en el lugar.

Al parecer, el implicado estaría molesto por problemas con el juego 'PES Mobile', relacionados con bugs y dificultades en la conexión a internet. Habría usado las reseñas del juego para escribir los mensajes: “Voy a estallar las oficinas centrales de Konami (…) Voy a matar a la gente que trabaja en Konami”.

KONAMINaoki Nishimura/AFLO/Reuters

Aunque suenan como comentarios de un jugador frustrado, este tipo de amenazas son tomadas muy en serio por la policía japonesa, sobretodo después de lo sucedido en el atentado a Kyoto Animation. A destacar, el implicado aceptó todos los cargos que se le imputaron.

No es la primera vez que se amenaza a una empresa de videojuegos

Desafortunadamente, esta amenaza de bomba a Konami no es la primera vez en que un fan lanza este tipo de declaraciones contra una desarrolladora o personalidad ligada a la industria del videojuego.

Después del incidente de Kyoto Animation, una persona anunció que haría lo mismo; pero en las oficinas de Square-Enix. Las autoridades rápidamente procedieron a localizar y arrestar a quien lanzó la amenaza.

Square-Enix REUTERS/David McNee

También esta el caso de Ayumi Ito, actriz de voz de Tifa en 'Final Fantasy VII', que recibió un par amenazas en contra de su persona, donde se pedía que no trabajara en el reciente remake del juego, pues les resultaba una persona horrible y si la veían en la calle la apuñalarían.

El caso más reciente es el de Sony y Neil Druckman, director de 'The Last of Us Part II', quienes han recibido toda clase de mensajes de odio, algunos de corte violento, por parte de personas que no gustaron del más reciente juego de Naughty Dog.

Con información de Kotaku.