Castlevania Requiem trae a Drácula de regreso; aunque no de la mejor manera (Reseña)

Castlevania Requiem
Castlevania RequiemKonami

Aunque trae dos de los mejores juegos de la saga, se siente como una colección apresurada.

De ser una de las compañías más amadas por el mundo, Konami pasó a ser odiada o ninguneada por la comunidad; esto debido a que han preferido centrarse en negocios inmediatos, dejando de lado casi todas sus franquicias clásicas. Ahora, como una manera de congraciarse de cierta forma con sus fans, lanzaron la colección Castlevania Requiem, la cual trae dos de los mejores juegos de la saga; Rondo of Blood y Symphony of the Night. Lamentablemente, no el resultado no es del todo afortunado.

Si bien es innegable la calidad de los juegos en cuestión, el gran problema de Requiem es que se nota como algo apresurado y carente de planeación como tal; pues no entrega ningún extra a las obras mencionadas. Parece como si Konami hubiera agarrado los antiguos archivos y simplemente los metieron en una misma carpeta.

Castlevania Requiem trae a Drácula de regreso; aunque no de la mejor manera (Reseña)

La muestra más clara de ello es que no existen pantallas dedicadas; al momento de correr cualquiera de los títulos aparecerán las animaciones iniciales de hace varios años; ya sea de PC CD en el caso de Rondo, o del PS1 para Symphony. Asimismo, no hubo un trabajo de adecuación a las nuevas pantallas, por lo que, para no afectar la calidad de la imagen (que de por sí ya se ve afectada por el formato actual), se decidió mantener la visualización en SD, por lo que siempre verás un par de lineas al lado de la pantalla, con el fin de rellenar el espacio donde no se muestra la acción; evitando al mismo tiempo que se muestren barras en negro.

En cuanto a las obras como tal, estas tampoco tuvieron cambios o actualizaciones. El gameplay sigue siendo el mismo, por lo que si los jugaste en su momento, los controles se sentirán conocidos; no obstante, si nunca los probaste o eres un fan reciente de los videojuegos, es muy probable que sientas las mecánicas un tanto toscas y arcaicas. Curiosamente, es el interactivo de PS1 el que se ve más afectado por esto, debido a la complejidad del sistema de juego; Rondo of Blood, al tener mecánicas muy básicas, resulta por demás intuitivo y agradable.

Aún así, el juego de PC CD no se salva del todo; debido a que en su momento no tenía opción de salvado; se decidió agregar esto mismo, pero, en lugar de crear un archivo como tal, se da un guardado rápido; si mueres puedes seguir desde la pantalla donde te quedaste. Lo malo es que tus datos no serán permanentes, serán borrados después de ejecutarse, por lo que tendrás que salvar de manera recurrente si no quieres ver perdido tu avance. 

Donde sí hubo un acierto es en los efectos de sonido, pues se utilizan todos los canales del PS4; díganse las bocinas de la pantalla, así como el micrófono/mini-bocina del control; lo cual le da mayor inmersión al juego. Destaca sobretodo el hecho de contar con un sountrack en calidad alta, lo cual hace muy disfrutable cualquiera de las obras.

Más que presentarnos una colección pensada para los tiempos actuales; lo que recibimos es un conjunto de ROMS, donde nuestra consola sirve más como emulador que como otra cosa. La experiencia que tendríamos precisamente con un programa de emulación sería igual que lo que Konami nos está dando con Castlevania Requiem. Así, sólo que seas muy fan de la saga del Conde Drácula, este compilado no es muy recomendable que digamos.

0
comentarios
Ver comentarios