viernes 18 de enero de 2019 | 02:40
Geek

A todo esto, ¿Qué es el Hentai?

Pablo López / SDPnoticias.com jue 13 dic 2018 18:56
Airi
Airi
Foto propiedad de: Studio Poro

Conozcamos la historia del género pornográfico favorito de México.

Como cada año, Pornhub dio a conocer los datos estadísticos de lo más buscado en su portal, tanto en general, como por países; dicha información siempre resulta curiosa, pues da una vista general de los gustos en cuanto a la industria sexual de un grupo de personas; arrojando una que otra sorpresa. Para el caso de México, resultó por demás curioso enterarnos que la gente de nuestra querida nación ama, por sobre todos los géneros pornográficos, el hentai.

Si bien es ridículo pensar que, siendo lo más buscado en cuestiones de pornografía, nadie sepa lo que es el "hentai"; no dudamos que existan algún despistado o despistada que la simple palabra le resulte extraña. Para todas esas personas, así como para aquellas que quieran conocer más del mismo, les explicaremos brevemente de lo que se trata.

De manera rápida, el hentai se refiere a los cómics o caricaturas con contenido XXX hechos en Japón; si bien no se tiene un registro exacto de cuándo nació como tal, se cree que apareció desde la llegada del mismo anime y manga al mundo, hace uno 100 años aproximadamente. No obstante, se pueden localizar imágenes con contenido sexual en pinturas e ilustraciones de la época feudal japonesa y posterior.

Ahora bien, recibe el nombre de "hentai" en lugar de pornografía, debido a que la palabra por sí misma significa "pervertido", aunque dependiendo del contexto y la escritura, también puede interpretarse como "transformación"; no obstante, debido a la masificación del contenido sexual, esta acepción poco a poco a sido descartada.

De ahí que en la nación asiática se identifique a los productos de la industria pornográfica con la letra "H", siempre y cuando se refiera a obras animadas o ilustradas; para las películas tradicionales se usa la "X" como en el resto del mundo.

El género, debido a sus características, resulta por demás adecuado para los creadores, pues la ficción en realidad no tiene limitaciones como tales; de ahí que se exploten elementos explícitos y fantásticos como: mujeres a las que les crece pene, sexo con bestias mitológicas y el clásico sexo con tentáculos, estos últimos derivados en parte de la prohibición de la zoofilia en Japón.

Si bien en occidente en género se ha hecho famoso por los doujinshis (cómics hechos por fans) y parodias animadas de distintas obras de ficción, sean de origen japonés o no; en realidad existen varios estudios y creadores que se han hecho un nombre en la industria sexual japonesa gracias al hentai. Por mencionar algunos tenemos a Studio Poro, conocida por la saga Oni Chichi; U-Jin, quien creara el clásico Angel; y Milky, famosos por darle vida a una obra de culto, Bible Black.

Las creaciones de estos (y muchos otros) a diferencia de las mencionadas parodias, tratan de narrar una historia, teniendo siempre como tema central lo sexual; siendo algo característico de gran parte del porno japonés, pues no se limitan a mostrar escenas sexuales, estas deben de tener un trasfondo, no importando lo explícitas que sean; siempre hay un desarrollo dramático. Algo curioso tomando en cuenta que en animación, las películas duran media hora, donde más de la mitad del tiempo se dedican a mostrar actos sexuales. Aunque hay sus excepciones como el caso de Kite y Mezzo Forte, donde el coito se reduce a una única secuencia de 5 minutos.

Algo a considerar es que el "hentai" no se debe de confundir con lo "ecchi", pues este se puede traducir como "erótico", "lascivo" o "sexy"; las obras ecchi, aunque muestras escenas sugerentes y a los personajes femeninos en formas sugestivas, nunca se llega a nada explícito. Ikkitouse, Tenjo Tenge y Dead or Alive podrían ser ejemplo de ecchi.

También ha señalar que se trata de algo muy polémico en occidente. Debido a la tendencia de los japoneses para dibujar a sus personajes con apariencia adolescente, o bien, que los y las protagonistas sean personajes en edad de bachillerato en general; se ha llegado a interpretar como un tipo de pornografía infantil; aunque fans y creadores han negado continuamente que el gusto por el hentai genere una tendencia pedofílica.