Estilo de vida

Terrenos de cultivo facilitan aparición de nuevas pandemias

CultivoPixabay

La reducción de la biodiversidad y las tierras de cultivo beneficia a animales que albergan patógenos

Un estudio publicado en la revista Nature advierte que los terrenos de cultivo favorecen el surgimiento de nuevas pandemias, debido a que benefician a unos cuantos animales con patógenos capaces de saltar a humanos.

Esto quiere decir que existe un grave peligro en lugares que se han transformado en tierras de cultivo o en ciudades, dando paso a especies como ratas, estorninos, pangolines o murciélagos con potencial de infectar a personas.

Además, la reducción de la biodiversidad evita que los animales que desparecen y que los microbios no infectan o lo hacen con más dificultad, no supongan una barrera para su progresión, ya que simplemente no están. Y aunque aún no está claro si el salto de patógenos a personas se debe a cambios ecológicos relacionados con la actividad humana, ya se vio un vínculo entre el uso de terrenos de cultivo y enfermedades como la fiebre del Nilo o la de Chagas.

Los investigadores también descubrieron que existen por lo menos 7 mil especies de las cuales 376 son portadoras de patógenos que podrían contagiar a personas, dado que, por ejemplo, roedores y aves se han adaptado a los cambios que producen los humanos, haciéndose cada vez más inmunes a la presencia de microbios. En conclusión: son los mejores hospedadores.

Sobre el coronavirus, los autores no tienen pruebas de que el uso de la tierra tuviera alguna influencia en su aparición, pero eso no significa que no la haya tenido en otras epidemias o pandemias pasadas, así como que no pueda tenerlo en el futuro.

"En los próximos años, el incremento de la población va a continuar y con él la necesidad de transformar tierras y el riesgo de virus saltando de animales a humanos. Es necesario encontrar otras formas de conseguir sustento, mejorar la calidad de las viviendas, el acceso a agua limpia y a la sanidad. Siempre se pueden reducir los riesgos", se lee en el estudio.