Tendencias

Crean juego de mesa sobre el coronavirus y venden miles

Conforme salían noticias del coronavirus, las creadoras del juego agregaban nuevos elementos al juego de mesa.
Juego de mesa 'Corona'
Compartir en
diciembre 22, 2020 a las 17:44 CST

En los primeros meses de la pandemia, para poder pasar el tiempo durante la cuarentena, cuatro hermanas alemanas de apellido Schwaderlapp decidieron crear un juego de mesa inspirado en el coronavirus.

Este juego de mesa llamado ‘Corona’ se popularizó rápidamente y actualmente ha vendido miles de unidades. El juego es para un máximo de cuatro personas, que compiten para comprar todos los alimentos de una lista para ayudar a un vecino anciano que se protege del virus.

Los jugadores recolectan e intercambian tarjetas y el ganador es quien entrega todos los artículos primero. Los obstáculos incluyen encontrarse con el coronavirus, lo que pone al jugador en cuarentena, o descubrir que los acaparadores ya se llevaron toda la pasta o los rollos de papel higiénico.

“El principio básico del juego es de solidaridad, pero cada uno de los jugadores puede decidir cooperar con los demás o hacer las cosas más difíciles para ellos bloqueando su camino con el coronavirus“

Sarah, creadora del juego

Actualmente, la familia alemana ha firmado con una juguetería para la distribución del juego de mesa

Las hermanas trabajaron en el juego durante la mayoría de las noches de la cuarentena impuesta en la primavera boreal, incorporando gradualmente más elementos de las noticias sobre la pandemia.

“Ese fue el caso del acaparamiento. Y vimos sobre los conciertos en el balcón en Italia y también lo convertimos en una carta”

Rebecca Schwaderlapp

Impresionado por los esfuerzos de sus hijas, el padre Benedikt Schwaderlapp decidió comercializar el juego contratando a un artista para diseñar tarjetas, tablero y caja. Hasta la fecha, el juego de mesa ha vendido dos mil copias, pero ya firmaron un acuerdo con una juguetería como distribuidor secundario.

“Como el juego fue tan popular, fue todo un desafío para nuestra operación familiar: empaquetar y publicar 500 juegos en un período muy corto”, dijo el padre. “La demanda fue enorme en toda Alemania“, finalizó.