3 de diciembre de 2021 | 10:16
Estilo de vida

¿Qué pasa cuando te aguantas los gases?

Aguantar por mucho tiempo los gases intestinales puede llegar a traer una gran serie de complicaciones.
Secuelas gastrointestinales de la Covid-19
Compartir en

Todos los seres humanos comemos, hacemos digestión y vamos al baño.

Por lo que tener gases intestinales, pedos, flatulencias, o como quieras llamarles, son algo completamente normal.

Probablemente te ha pasado más de una ocasión, que te aguantas un gas cuando estás en público por vergüenza al que dirán.

Sin embargo, quizás quieras dejar de hacerlo, puesto que NO es bueno aguantarse los gases.

A continuación te explicaremos por qué.

¿Qué son los gases?

Para poder explicar por qué no es bueno aguantarse los gases, primero debemos de partir del punto de qué son los gases.

Cada que comemos alimentos se forman gases debido al proceso de digestión, los cuales resultan ser la libración de este gas intestinal que se ha formado. 

El gas se puede encontrar en todo el tracto digestivo. Es decir, el estómago, el intestino delgado, el colon y el recto.

Esta acumulación de gas se debe principalmente a tres razones:

  • Aire tragado: Durante el transcurso del día solemos tragar aire sin darnos cuenta. O incluso también podemos ingerirlo por medio de bebidas carbonatadas. 
  • Crecimiento de bacterias en el intestino delgado: Son varias las causas por las que se puede generar el crecimiento de bacterias. Las más comunes son por enfermedades como diabetes tipo 2, enfermedad celíaca o hepatitis.
  • Carbohidratos que no son digeridos correctamente: Existen carbohidratos difíciles de digerir en el intestino delgado. Lo que ocasiona que cuando lleguen al colon se conviertan en gases. 

¿Qué sucede con todo ese gas?

Cuando se acumulan grandes cantidades de gas en el colon, ejercen presión sobre la pared de este mismo, lo que puede llegar a ocasionar dolor.

Por esta razón el cuerpo expulsa este gas, a modo de flatulencia, de forma que no genere ningún tipo de dolor.

Probablemente nunca te has puesto a pensar en eso. Pero una persona, en promedio, expulsa de 14 a 23 gases al día.

¿Qué pasa cuando lo retienes?

Si sueles aguantarte los gases con frecuencia, ten cuidado. Pues puedes llegar a desarrollar diverticulitis.

La diverticulitis es un trastorno digestivo en el cual se forman bolas en el revestimiento intestinal, las cuales se inflaman y llegan a producir dolor. 

En los casos más extremos, pueden traer complicaciones como peritonitis, abscesos, o fistulas, las cuales se pueden infectar.

Además, sin la liberación del gas, las personas pueden presentar hinchazón, dolor, indigestión y acidez estomacal.

Como recomendación podemos decirte que puedes intentar darte varios descansos para ir al baño y así poder liberar todo el gas.

También es una buena idea mantener una dieta sana y balanceada evitando alimentos que producen gases.

¿Los gases pueden salir por la boca?

Te sorprenderá saber que cuando aguantas un gas por mucho tiempo, este puede llegar a salir por la boca.

Clare Collins, profesora de nutrición y dietética de la Universidad de Newcastle explica que el gas acumulado puede atravesar la pared intestinal.

Luego de esto el gas se reabsorbe en la circulación para finalmente liberarse cuando exhalas. 

“Aguantar demasiado significa que la acumulación de gas intestinal eventualmente escapará a través de un pedo incontrolable.”

Clare Collins.

Por todas estas razones, retener los gases puede causar eructos, hinchazón y dolor. Y en los casos más graves hasta la ya mencionada diverticulitis. 

Ahora ya lo sabes, es mejor perder un amigo que perder una tripa.