Estilo de vida

Mutación del coronavirus lo hace más resistente e infeccioso: Estudio

SARS-CoV-2Pixabay

La mutación ha predominado en los países más afectados como Italia y Estados Unidos

Un equipo de científicos del Instituto Scripps Ressearch, en Florida, Estados Unidos, encontró que la mutación del coronavirus lo hace más resistente e infeccioso, ya que presenta una superficie con cuatro o cinco veces más espigas o picos funcionales que se adhieren a las células humanas.

El estudio, de cultivo celular en laboratorio, demostró que las espigas que le dan nombre a la Covid-19 se multiplicaron gracias a que sus proteínas también fueron estabilizadas, así que ahora los picos intactos en cada partícula viral son cinco veces mayores que antes.

Mutación del Covid-19 multiplica sus espigas y lo hace más resistente

Esto quiere decir que los virus con D614G, como se le conoce a la nueva mutación, tienen más posibilidades de infectar una célula que los virus sin D614G, pues a más espigas, más oportunidades tendrá de adherirse. En conclusión, la función biológica del coronavirus podría haber cambiado para volverse más fuerte.

Para Hyeryun Choe y Michael Farzan, líderes del estudio, esto explicaría por qué algunos países han resultado más afectados con un mayor número de contagios y fallecidos: naciones como Italia y diferentes estados de Estados Unidos, como Nueva York, es donde la mutación ha predominado.

Los virus con D614G son "casi 10 veces más infecciosos en el sistema de cultivo celular que usamos, que aquellos sin esa misma mutación y, por tanto, el coronavirus se vuelve mucho más estable", explica Choe.

No obstante, los investigadores piden prudencia para determinar si las diferencias en el virus fueron un factor en la propagación del brote, ya que consideran que aún es demasiado pronto para tal conclusión. Lo cierto es que la mutación proporciona una mayor flexibilidad a la "columna vertebral" de los picos, dice Farzan.