2 de agosto de 2021 | 07:42
Estilo de vida

Aprende a identificar si tus monedas y billetes valen una fortuna

Desde una falla en el diseño, hasta el material, son algunos de los elementos para saber si tus monedas o billetes pueden tener un alto valor
Dinero
Compartir en

Debido a sus peculiaridades, existen monedas y billetes que pueden alcanzar un valor muy superior al de su denominación original. Aunque su uso pudo ser muy común hace varios años, actualmente, estas monedas y billetes pueden estar valuados en un alto precio sin importar si son de baja denominación.

Para saber el valor de estas monedas y billetes existen varios elementos para saber si es considerado un artículo para coleccionista. El factor principal es la oferta y la demanda. Alrededor de la numismática se reúnen muchos coleccionistas que atesoran ciertas divisas no porque tengan un valor intrínseco, sino porque tienen algunas características que las diferencia del resto.

Por ejemplo, hay algunas monedas de diez pesos que tienen un patrón ‘alrevesado’ o un diseño erróneo pero distintivo. Esas rarezas harán que sean más apreciadas y buscadas y, ante la escasez, se apreciarán en el mercado de coleccionistas. 

Otra característica importante que se debe tomar en cuenta con una moneda es el material con el que se fabricó. En ocasiones, los bancos centrales emiten monedas especiales cuyo principal valor es el metal con el que se fundieron, sea plata, oro o una aleación única.

Un factor importante es el carácter conmemorativo. Una moneda o billete de 20 pesos alusiva a un estado o a una fecha importante puede ser muy apreciada por los coleccionistas.

Una moneda o billete de mediados del siglo XX es muy difícil puede ser muy apreciada por especialistas

Otro elemento a considerar cuando se examina una moneda o billete es los detalles de su composición. Los glifos al revés pueden hacer que una moneda de diez pesos mexicanos se cotice en miles de pesos en Internet.

Por último, el valor histórico y la antigüedad aumentan la cotización de las monedas y billetes. Es decir, una moneda o billete de mediados del siglo XX es muy difícil de encontrar, por lo que puede ser muy apreciada en los sitios frecuentados por especialistas.

Aunque estas son algunas de las características principales que deben tener las monedas y billetes para que sean consideradas de colección, no está de más investigar qué series y características en la impresión son demandadas por potenciales compradores.